Fue una noche redonda en el Metropolitano. El Atlético de Madrid llegaba al regreso liguero muy tocado por las bajas que fueron surgiendo en el parón por selecciones, tanto en forma de molestias físicas como de positivos por Covid-19, pero Simeone siguió con su idea de ir a por el partido, por mucho Barça que estuviera delante, y el desarrollo del partido le acabó dando la razón.

El Cholo volvió a apostar por un juego más combinativo del que nos acostumbró años atrás, con una salida de baló mucho más clara y más recursos que el pelotazo buscando al delantero centro. De hecho, la baja de Luis Suárez y el estado físico de Diego Costa volvieron a hacer que Ángel Correa jugara de referencia, aunque sólo fuera en el dibujo táctico, acompañando a Joao Félix en el ataque, con el que parece que cada vez se entiende mejor.

La capacidad de sacrificio del delantero argentino, siendo el primero en presionar la salida de balón culé y adaptándose a lo que pide cada jugada, está sumándose a su determinación en los últimos partidos para empezar a demostrar que Correa es mucho más que un gran suplente. El pase que se inventó al filo del descanso, provocando la indecisión y la mala salida de Ter Stegen, dejó en bandeja el gol a Carrasco. Con esta asistencia, el rosarino ya suma 5 pases de gol en lo que va de Liga, el que más del campeonato, y ha logrado colocarse como el décimo máximo asistente de la historia del Atlético de Madrid, adelantando a Luis Aragonés tras sumar 42 desde que llegó procedente de San Lorenzo. Casi nada.

Incansable en las ayudas defensivas y con un juego cada vez más claro para dejar atrás los regates y caracoleos innecesarios que en su día provocaron muchas críticas entre la afición rojiblanca, Ángel Correa ha dado el paso adelante que pedía el equipo pero también su carrera. Con 25 años y contrato hasta 2024, el delantero argentino vive sus mejores días como futbolista en el Atleti y volvió a decidir un partido vital para las aspiraciones de esta temporada. Tenía que ser Correa.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
El nuevo rol de Correa
El nuevo rol de Correa