Francisco lo tuvo claro después del duelo ante el Mirandés: “Por momentos, vimos al Stuani que conocemos”. Y es que el renacer del delantero uruguayo ha devuelto la alegría y confianza a un Girona que espera que el punto obtenido en Anduva (3-3) sea de inflexión. Una pequeña dosis de fútbol y acierto de Stuani sirvió para que firmara dos goles que empataron un duelo que parecía perdido a falta de diez minutos para el final. Los rojiblancos igualaron un 3-1 que les permite seguir soñando con estar entre los seis primeros clasificados a final de temporada.

Al margen de la alegría de sumar un punto cuando todo indicaba que el Girona se iba a ir de vacío de Anduva, ver marcar de nuevo a Stuani reconforta. Se espera que el pasado sábado se viera el despertar del punta uruguayo porque sin rubricar un encuentro en el que no estuvo excesivamente cómodo hizo dos goles y estrelló un balón en el palo. Dudar de él parece pecado en Girona, pero es que su temporada no está siendo la esperada. Él no lo esconde y está luchando por adquirir su cien por cien (las lesiones le lastraron durante toda la primera vuelta) y reivindicarse. Estos dos goles le dan alas y le permiten dejar atrás su mala racha anotadora. Y es que en Anduva contra el Mirandés, fue capaz de marcar los mismos tantos (dos) que en todo lo que había jugado esta Liga. Sin duda, el uruguayo se quitó la espina y recordó a ese goleador que tiene enamorada a toda la afición del Girona porque ha necesitado sólo 120 partidos para llegar a los 76 goles con la camiseta rojiblanca (es el séptimo goleador de la historia del club). “El gol siempre es bienvenido”, comentó tras el duelo ante el Mirandés y es que no marcaba desde el pasado 10 de diciembre contra el Logroñés. Precisamente, hizo un doblete (2-0).

Los jugadores del Girona han amanecido felices este domingo por el punto cosechado, pero no pueden evitar sentir cierto sabor amargo: “Tal y como se había dado el partido, conseguir un punto de esta manera, al final y tras tener un marcador tan adverso jugando de visitante, es valioso y hay que darle mucho mérito. Es un punto importante para el equipo porque cortamos la dinámica tras dos derrotas, aunque creo que fue un partido en el que no merecíamos perder. Ellos lograron tres goles un poco injustos y, tal y como se vio dentro del campo, creo que hicimos bastante más como para llevarnos más que un punto. Pero al final casi no nos llevamos nada así que hay que darle importancia y seguir trabajando”, expuso un Stuani que tras ello fue claro a la hora de hablar de la pegada: “Veníamos de dos partidos sin marcar y el equipo necesitaba encontrarse con el gol. Hicimos tres y sólo nos llevamos un punto, pero hay que quedarse con lo positivo y darle valor al esfuerzo que hizo el equipo. No se rindió hasta el último segundo. Hay veces que se puede ganar y otras no, pero hay que intentarlo hasta el final y nos llevamos ese premio”.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
El renacer de Stuani: “El gol siempre es bienvenido”
El renacer de Stuani: “El gol siempre es bienvenido”