La andadura del Sabadell en su retorno a Segunda no está siendo todo lo plácida que querrían sus protagonistas. Seguramente sí es como alguno se lo había imaginado, muy dura y con altos y bajos, pero seguro que llevan menos puntos de los que querrían. Las últimas dos derrotas, en casa y por 1-2, han sido un duro golpe a la línea de flotación del equipo.

El equipo de Hidalgo arrancó la competición liguera tocado,con una plantilla a medio hacer y tras una pretemporada escasa pues venían de ascender tras un playoff. Una situación que compartieron con otros equipos de la categoría, pero que al Sabadell impactó más directamente. El terrible calendario, con Rayo, Mallorca y Espanyol como primeros rivales, contribuyó decididamente a que el equipo perdiera los cinco primeros encuentros, sumando un 0 de 15 puntos que les dejó en una situación muy complicada.

Fue entonces cuando el equipo reaccionó, y logró sumar un siete de nueve que le permitió sacar la cabeza de entre los puestos más bajos de la tabla. Empataron con el Zaragoza en La Romareda, ganaron al Leganés en casa y derrotaron, 0-3, a la Ponferradina. Tres buenos partidos del equipo, sobre todo el primero y el último, que presagiaban la definitiva recuperación del equipo. Pero esta se vio truncada.

Primero por un Almería que, pese a jugar más de la mitad del partido con 10, fue capaz de vencer a los arlequinados con un gol en el tiempo de descuento. También el Málaga que, con idéntico resultado, se llevó el domingo los tres puntos de la Nova Creu Alta.

La intención ahora del equipo no es otra que seguir montados en esta montaña rusa, pues querrá decir que vuelven a ganar (o puntuar). Los siguientes rivales, Logroñés. Las Plamas y Sporting serán los jueces. Esta situación, como es lógico, no gusta a Hidalgo, que aseguró que desearía que fueran “más regulares”, algo que por el momento el equipo no está consiguiendo.

 


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
El Sabadell se instala en una montaña rusa
El Sabadell se instala en una montaña rusa