El Mallorca aspiraba a ser líder en caso de victoria y el Sporting a pasar por delante de los baleares y situarse a rebufo del Espanyol, pero ni una ni otra, es más ahí se ha colado como tercero el Leganés, el gran beneficiado de la jornada entre los cuatro primeros clasificados.

Y todo ell pudo ser diferente si nada más empezar el partido, a los dos minutos, Djuka hubiera afinado mejor su puntería y si Mboula no hubiera tirado ‘al muñeco’ como se suele decir en el mano a mano errado.

Minutos más tarde, Reina una vez más, salvó a los suyos con un paradón a Aitor García. A partir de ahí el Mallorca se hizo dueño de la posesión pero sin profundidad porque no abrió el juego por las bandas e insistió demasiado por el centro sin encontrar el camino más corto a la meta de Mariño.

Llegado el descanso, hubo mejor examen de conciencia bermellona que rojiblanca (de verde pálido) y el Mallorca se asentó mejor sobre el césped aunque sin ocasiones para desnivelar el marcador.

Tan plano se quedaba el partido que los técnicos no echaron mano del banquillo como suele ser habitual. El Mallorca hizo tres cambios y un cuarto por lesión inmediata de Trajkovski nada más entrar y Gallego solo hizo un cambio.

Al final, reparto de puntos y reparto de objetivos no cumplidos a tenor de las expectativas. A ambos les falló la puntería y el Mallorca enlaza ya doce partidos sin conocer la derrota, lo que es un mal menor para lo que se pretendía, ser líder.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
El Sporting frustra el liderazgo al Mallorca
El Sporting frustra el liderazgo al Mallorca