Son un trío para figurar en las enciclopedias sobre fútbol pero siguen empeñados en completar más y más páginas. Casemiro, Toni Kroos y Luka Modric, la medular blanca más reconocible de este siglo con esas tres Champions y se resisten a perder vigencia. Kroos hizo un gol de Kroos al Valencia y con ese el tridente de centrocampistas alcanza los 75 goles para el Madrid: 21 para el alemán, 26 para Modric y el que más es, curiosamente, el que más lejos juega de la portería contraria, Casemiro (28).

Los gustos mediáticos y los aficionados suelen premiar a veces la novedad y castigar lo muy visto, pero la capacidad de ir produciendo entre estos tres convenciendo al que tienen que convencer, a Zidane, sigue vigente. Y se encaminan a los 1.000 partidos como madridistas. Sumando sus hojas de servicios salen 942 (Modric suma 371, le sigue Kroos y remata Casemiro, con 266). Casi nada. Una media inagotable.

Pero la estadística histórica no gana partidos. hay otras que explican más. Entre los tres, Kroos, Modric y Case dieron ayer 224 pases buenos. Todo el Valencia, suplentes incluídos, 337. Un indicador entre luces de neón de que el centro del campo del Madrid se enseñoreó del partido a placer. Racic, Soler, Guedes y Wass fueron espectadores de lujo.

Como los Rolling

Viejos rockeros que no ceden a las modas y que forman la banda casi perfecta. Casemiro es el batería perfecto, Kroos es un virtuoso a lo Yngwie Malsmteen que falla ni una nota a la guitarra y Modric adquiere ese poso, en su caso a los pies, que tienen los grandes al micrófono. Esa voz que mejora con el tiempo, que se tiñe de matices. El croata los sigue mostrando. Un día te hace de mediocentro puro y al otro lidera el ataque y ve portería, como en el Clásico del Camp Nou, su última suplencia por decisión técnica pura y no basada en un descanso programado. Tiene 35 años, Kroos ha pasado también la treintena (31) y Casemiro cumplirá en ocho días los 29. En el arte la edad, como dirían los casi octogenarios Rolling Stones, es sólo un número.

La fórmula magistral Casemiro-Kroos-Modric, a diferencia de la de la Coca-Cola, no tiene secretos. Todo el mundo la conoce pero, ahí está el mérito, sigue en boga y funcionando…


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
El trío inagotable
El trío inagotable