Toni Kroos regresa al once tras cumplir sanción frente al Getafe y con su vuelta se reúne de nuevo con Casemiro y Modric, el tridente casi inseparable del centro del campo del Real Madrid. Desde que Zidane se hizo cargo del banquillo blanco y confió el pivote al brasileño, la alineación de la medular se recita de carrerilla. Son historia del Madrid de las tres Champions de Zidane.

El inicio de esta temporada tuvo dificultades para los tres. A Casemiro y Modric les costó afianzarse en el equipo. El brasileño fue el damnificado del cambio de dibujo (a un 4-2-3-1) con el que Zidane intentó encontrar acomodo a Odegaard en el estreno liguero en Anoeta. El croata se vio relegado a salir desde el banquillo en varios encuentros. Su excelente rendimiento y el gol con el que sentenció el Clásico le devolvieron al once. Por su parte, una lesión muscular lastró a Kroos, que se perdió la segunda parte contra el Betis y otros dos partidos. En los 12 primeros encuentros oficiales, los tres apenas compartieron 21 minutos, los del tramo final del Clásico del Camp Nou.

La dinámica cambió desde la visita al Inter de Milán. La lesión de Valverde, luego la de Odegaard y el bajo rendimiento de Isco dejó a Zidane prácticamente sin alternativas. Las dos únicas veces que Zidane deshizo el tridente sin mediar lesión o sanción fue con los descansos que dio a Casemiro en el partido contra el Shakhtar disputado en Ucrania y el de Modric en Copa. El cuentakilómetros no se ha detenido. Los tres superan individualmente los 2.000 minutos disputados (2.177′ para Casemiro, 2.074′ para Modric y 2.021′ para Kroos). Prácticamente la mitad del tiempo que cada uno ha pasado sobre el campo lo ha hecho acompañado de los otros dos: llevan 1.024 minutos juntos esta temporada. En las seis temporadas que llevan compartiendo vestuario ininterrumpidamente, el tridente ha intervenido en 107 partidos de Liga, 83 de ellos a las órdenes de Zidane.

La conexión Kroos-Casemiro

Los tres se encuentran los unos a los otros en el centro del campo, pero no tanto en las cercanías del área rival. En estos años Modric ha recibido una asistencia de Casemiro y otra de Kroos. El alemán no ha marcado a pase de sus dos compañeros de línea, pero forma junto a Casemiro una sociedad muy productiva para el Madrid. El paulista ha marcado seis goles de cabeza en saques de esquina botados por Kroos. Esta temporada la conexión germano-brasileña ha fabricado dos goles: los que abrieron el marcador contra el Atlético en el derbi y frente al Alavés en Mendizorroza.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
El trivote de siempre
El trivote de siempre