Hace algo más de cien días el Villarreal tomaba una de las decisiones más complicadas que se le recuerda al club, ya que era de las pocas veces que cambiaba a su entrenador tras un buen final y una clasificación europea. Los Roig, padre e hijo, debían decidir si mantener a un técnico de la casa como Calleja, o apostaba por la llegada de un técnico de renombre como Unai Emery. Cabe recordar que Emery fue la apuesta del club antes de la pandemia, ya que el equipo no estaba dando su mejor nivel. Pero al parar la competición y viendo la reacción del equipo, no era nada fácil llevar a cabo el cambio.

Pero la idea de los Roig era la de apostar fuerte por un técnico de más nombre, buscando dar un salto de calidad y de poder aspirar a lo más alto. Una apuesta que no era fácil, ya que Emery llegaba a un equipo que estaba en su mejor momento y al que era complicado mejorar ya se inicio. Técnico y mandatarios podían tener la presión de haber cambiado algo que funcionaba, lo que hubiera complicado las cosas.

Pero el técnico vasco ha sido capaz de mejorar al equipo, potenciar sus virtudes, y meterlo arriba en liga y en Europa. Los números de Emery son claros, y que tiene al equipo en números de Champions en liga y firma el mejor arranque en fase de grupos en Europa. Un equipo que suma nueve partidos sin perder, y que solo cuenta con esa derrota de los doce encuentros que han jugado. A esos buenos registros suma el haber mantenido a los buenos a buen nivel, y mejorar a los jugadores que no lo estaban tanto.

Así, mantiene a los Asenjo, Albiol, Pau, Iborra, Moi Gómez y Gerard Moreno, vitales el año pasado. Y mejora a Paco Alcácer, al que le está sacando su mayor rendimiento, tanto en goles como en juego. Y ha recuperado a jugadores como Pedraza y Mario, que están otra vez a su mejor nivel en tiempos. Caso aparte es el de Manu Trigueros, al que Calleja ya había recuperado, pero con Emery está dando un nivel altísimo.

Al buen trabajo del primer equipo se le debe sumar la apuesta por la gente de la casa, con la aparición de jugadores como Alex Baena, Yeremi Pino y Fer Niño, a los que tiene de fijo en el primer equipo. Emery mantiene lo que había, siendo capaz además de meter a dos nuevas perlas para el equipo amarillo.

Pero la mejor sensación es que el equipo no está todavía a su mejor nivel, siendo un equipo que mejora sus registros y su juego. El cambio al 1-4-3-3 lo ha hecho más fiable y no ha perdido pegada. A ello, se suma el buen momento en Europa, líderes, mejor arranque histórico, aportación de los no habituales, que son fijos en esta competición. Emery ha sido capaz de competir y tener a muchos jugadores metidos en el equipo, lo que aumenta la competitividad.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Emery cumple con creces y refuerza la decisión de los Roig
Emery cumple con creces y refuerza la decisión de los Roig