Adrián González ha atendido a los medios de comunicación en una rueda de prensa telemática a la conclusión del partido. El centrocampista señala que su día a día es “competir primero dentro del equipo por tener un puesto en el once y después ayudar en lo que sea necesario para conseguir cosas importantes” y considera que el partido de este domingo ante su ex equipo puede servir para que el Zaragoza se sitúe entre los seis primeros clasificados: “Eso nos tiene que dar un plus para tener esa ambición y esas ganas de conseguir la victoria. Posicionarnos ahí arriba en los primeros diez partidos te puede ayudar después a tener una regularidad durante el campeonato”.

—Este domingo se enfrenta al Málaga. ¿Es un partido especial para usted?

—Sí, después de tres temporadas allí con muchas experiencias distintas, donde más allá de lo que haya pasado en lo deportivo he sido muy feliz, va a ser un reencuentro con gente que quiero. Antes del partido será un poco raro, pero después la competición te lleva a la propia normalidad y a competir por tu equipo y por los tres puntos.

—¿Ha recibido muchas llamadas desde Málaga estos días?

—A principio de semana para ver si hacía frío y qué ropa se traían, pero tampoco he recibido muchas llamadas por el partido porque tengo contacto habitual con ellos, así que en ese sentido ha sido una semana normal. No sé si cuando se acerque el fin de semana recibiré más mensajes o llamadas más por el partido que por otra cosa.

—¿Cómo se está encontrando a nivel personal en este inicio de temporada?

—Entrando poco a poco en el equipo. Yo ya dije desde el principio que venía con la ilusión de jugar en el Real Zaragoza y conseguir cosas importantes con el equipo. Obviamente, para mí el día a día es competir primero dentro del equipo por tener un puesto en el once y después ayudar al equipo en lo que sea necesario, pero en mi cabeza sólo está poder ser importante dentro del equipo y poder ser titular. Con esa mentalidad he venido y creo que todavía quedan muchos partidos. En mi cabeza sólo entra ayudar al Zaragoza a conseguir cosas importantes y, sobre todo, ganar mucha más importancia de la que estoy teniendo por ahora.

—En su presentación señaló que uno de los motivos por los que había fichado por el Real Zaragoza era Baraja y sus ganas de trabajar con él. ¿Está siendo exactamente lo que esperaba? ¿Cómo encaja usted en ese 4-4-2?

—Como habéis podido ver en los últimos tres partidos, he jugado en tres posiciones diferentes, por lo que mi polivalencia da para que pueda participar dentro del 4-4-2 en varias posiciones y el míster lo sabe. Como he dicho anteriormente, en mi cabeza está ser importante dentro del equipo y ganarme un puesto en el once. Es lo único que tengo en la cabeza. Por supuesto que he venido por el entrenador y también por Lalo, ya que ambos mostraron muchísimo interés, y la ilusión por venir a jugar al Real Zaragoza, conseguir cosas importantes y ser importante dentro del equipo sigue en mi cabeza aunque en estos tres primeros partidos no haya sido titular. Esto es una carrera de fondo y seguramente, como me ha pasado en otros momentos de mi carrera, creo que podré acabar siendo importante dentro de esa competencia sana que hay dentro del equipo y que sirve para que entre todos nos hagamos mejores.

—¿Cómo está viendo el bagaje ofensivo de este Real Zaragoza?

—Está claro que vamos a intentar seguir mejorando y conseguir mejores números, no sólo de cara a puerta, sino también en ocasiones. Es algo que hemos venido trabajando esta semana, pero también hay que ser conscientes de que estamos en una categoría muy igualada, en donde tampoco estamos viendo resultados muy abultados, ni siquiera de los equipos que acaban de descender y que a priori tienen un potencial económico mayor. Es una categoría de muchísima igualdad, muy larga y donde vemos que muchas veces los partidos se resuelven simplemente por un gol de ventaja. No hay que alarmarse y hay que seguir trabajando y mejorando porque lo necesitamos para poder tener una regularidad y mantenernos en los puestos de arriba.

—¿Esos siete puntos de nueve posibles que suman en estos momentos les da una mayor tranquilidad a la hora de trabajar y asimilar los nuevos conceptos?

—Sí, nos pone en una situación buena, con la posibilidad de estar entre los seis primeros si ganamos al Málaga, incluso con dos partidos menos. Eso nos tiene que dar un plus para tener esa ambición y esas ganas de conseguir la victoria este fin de semana y colocarnos ya en una posición bastante importante para pelear por los puestos de arriba. Creo que si logramos esa regularidad durante el campeonato, va a ser complicado que nos bajemos de esas plazas. Posicionarnos ahí arriba en los primeros diez partidos te puede ayudar después a tener una regularidad durante el campeonato.

—Usted es un especialista desde el punto de penalti. ¿Tienen algún orden de lanzadores?

—No lo hemos hablado. Practicamos durante la semana, pero no han estipulado ningún orden. Cuando llegue el momento, veremos entre nosotros quién se decide que lo tire. Posiblemente vaya un poco por sensaciones y cuando llegue el momento ser verá. Lo importante es que marquemos el penalti y sirva para sumar puntos.

—¿Qué le ha podido decir a Baraja sobre el Málaga?

—Sinceramente le he podido decir poco porque mi pretemporada con ellos fue corta y ha habido una restructuración muy profunda dentro de la plantilla, pero seguramente será un equipo que compita bien y que nos pondrá las cosas difíciles. Conociendo a Pellicer va a ser así seguro. Van a presionar arriba y no nos dejarán sacar el balón fácil y es un equipo que tiene muchísima versatilidad en los sistemas de juego. Veremos cómo vienen aquí a jugar y con qué jugadores. Están en un proceso de acoplamiento, por lo que tampoco tengo mucha información para sacar ventaja o chivarle al míster.

—¿Cómo ve a este Málaga y qué mensaje le puede mandar a su afición después de que Manolo Gaspar le mencionara junto a David Lombán como los dos únicos jugadores que lucharon prácticamente hasta el final por quedarse en el Málaga?

—Estoy viendo al equipo compitiendo bien. Es verdad que quizás en Vallecas no se viera lo que se había visto en otras jornadas. El último partido no lo pude ver porque coincidió con el nuestro, pero es un momento de acoplamiento de los nuevos futbolistas, con unas semanas de transición buscando un poco el estilo conforme a las características de los jugadores. Para eso hay un buen entrenador, como es Pellicer, que conoce perfectamente a los jugadores que tiene. Aprovecho para agradecer muchísimo las palabras de Manolo Gaspar. Tengo una relación fantástica con él, muy sincera en el tiempo que hemos estado juntos, y poco más tengo que decirle a la afición. Ya me despedí en su momento y ya les he dicho todo lo que tenía que decir. No veía necesario hacer ningún tipo de carta porque en estos tres años creo que me he manifestado claramente con lo que sentía. A partir de ahora les deseo lo mejor y nunca se sabe si nuestros caminos se volverán a cruzar porque la puerta no se quedó cerrada. He sido muy feliz, ya lo sabe todo el mundo, pero ahora me toca otra época de mucha ilusión y de muchas ganas. Estoy en un sitio donde me han acogido fantástico los compañeros, el club, la gente y la ciudad. Hay que pasar de página y centrarnos en lo nuevo que me toca por vivir y pelear.

—¿Catalogaría como imposible el haber podido continuar en el Málaga?

—Imposible no, pero llegó un momento durante las conversaciones en el que creí que era el momento de tomar otro camino. Ciertamente, en el tema económico no estábamos muy alejados, pero creo que era el momento de tomar otro camino. Ya he dicho otras veces que no tengo más que palabras de agradecimiento y que nunca podré devolver todo el cariño que recibí en esos tres años. Me toca asumir un nuevo reto y nuevas ilusiones aquí en Zaragoza. Es un reencuentro demasiado temprano y voy a ver este fin de semana a mucha gente a la que le tengo mucho cariño. Eso se queda fuera del campo y cuando empieza el partido comienza la competición y para mí eso pasa a un segundo plano.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
“En mi cabeza sólo está ser importante dentro del equipo”
“En mi cabeza sólo está ser importante dentro del equipo”