Javier Eraso es historia del Leganés por muchos motivos (héroe del ascenso a Segunda, goleador con el Lega en todas las categorías profesionales, autor del 0-1 en el Pepinazo…), pero en las últimas fechas su nombre ha irrumpido con fuerza por haber superado el listón de los diez futbolistas blanquiazules con más partidos oficiales en sus botas. Con 185 participaciones, el navarro sueña aún con la posibilidad de alcanzar el selecto club de pepineros que han jugado con el escudo del laurel 200 veces.

La cifra la podría alcanzar esta temporada a la que aún le restan 16 partidos. Es posible desde la perspectiva matemática, pero también deportiva. Porque Asier Garitano cuenta con él no como una pieza más, sino como un hombre clave en su proyecto. Tanto es así que Eraso ha pasado del destierro habitual del banquillo (343 minutos en 21 jornadas) a ser un fijo (354 minutos en 5 jornadas con Garitano al frente).

De hecho, desde que Garitano retornó a Butarque, sólo Omeruo (450 minutos en 5 jornadas) supera en los jugadores de campo a Eraso como futbolista con más minutos desde el regreso de Asier. Es buena prueba de la trascendencia que el de Bergara da a un futbolista que ya fichó en 2013, en su primer proyecto en Segunda B, y al que los hechos están confirmando en su nuevo papel de jugador trascendental.

Un pivote para el ataque

En estas cinco jornadas con el de Bergara al frente ha repartido ya tres asistencias de gol (Lugo, Girona y Almería) y ha superado el 83% de eficacia de pase en cuatro de esos cinco encuentros. Sólo ante el Girona (visitante) bajo en esa estadística reveladora, toda vez que Eraso, con la vuetla de Garitano, navega en las aguas de la mediapunta, una zona compleja hasta ahora sin ocupante en el que la norma del pase rápido y desmarque suele ser mandamiento bajo la batuta del actual técnico pepinero.

Esa posición, la implementación de un mediapunta, es una de las claves de la increíble racha que suma el Leganés, con cinco victorias en cinco jornadas disputadas, algo nunca conseguido al sur de la capital. Desde la mediapunta, Eraso gobierna el ataque de la medular. Asiste en el nacimiento de las jugadas a las bandas y genera espacios con sus desmarques diagonales dentro del área. Una jugada que ya ha servido para gestar dos goles. El que marcó Sabin Merino ante el Lugo y el primero de Bua contra el Girona.

Además, la confianza y el conocimiento de los años hacen que Eraso ejerza sobre el césped como una extensión de Garitano, algo que otros miembros de su vieja guardia (Rubén Pérez, Bustinza y Cuéllar) no pueden hacer, bien por que los problemas físicos los han alejado de las alineaciones (caso de los dos primeros), bien porque su posición cercana a todos los compañeros lo convierte en un buen transmisor de órdenes (Cuéllar, desde la portería, lo tiene más complicado).

A la caza de Julián Ronda

Así las cosas, con sus 16 participaciones oficiales esta temporada, Eraso se coló en el top-10 de jugadores del Leganés con más partidos superando a Chuso (11º, 170 partidos) y Raúl Moreno (10º, 175 partidos). Ahora por delante sólo le queda la barrera de los 200 encuentros (está a sólo 15 de lograrlo) y podría incluso igualar a Julián Ronda (9º, 205 partidos) si Eraso lo jugase todo de aquí al final de LaLiga regular y disputase también todo en unos hipotéticos play-off de ascenso.

En todo caso, con la continuidad de Garitano la próxima temporada, lo lógico es que Eraso antes o después siga escalando posiciones habida cuenta de que para el de Bergara, demostrado queda, es jugador clave en sus planes.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Eraso se cuela en el top-10 del Leganés y aspira a ser bicentenario
Eraso se cuela en el top-10 del Leganés y aspira a ser bicentenario