El Castellón toca fondo en su primera crisis de resultados en su regreso al fútbol profesional tras diez años luchando por salir de las catacumbas del fútbol nacional. “Nos ha faltado compromiso, nos ha faltado actitud, nos ha faltado saber en qué club jugamos. A este club le ha costado mucho estar donde está. Hemos tragado mucha mierda, hemos jugado en el barro más bajo que había y ahora no estamos valorando nada“, aseguró el capitán, Rafa Gálvez, en los micrófonos de Gol tras la dura derrota en Oviedo, la sexta consecutiva.

Es una derrota muy dura pero, al fin y al cabo, el resultado ahora mismo me da igual. Lo que no me da igual es la imagen que ha dado el equipo”, matizó el cordobés, que recaló en el cuadro castellonense en 2018, en Segunda B. “Hay que hacer autocrítica. Al fin y al cabo los que jugamos somos los futbolistas y somos lo que tenemos que hacerla porque esto no puede volver a ocurrir”.

Preguntado por la reacción del vestuario, el capitán se sinceró: “Hubo silencio. Es para que se nos cayera la cara de vergüenza. No hemos entendido el partido o no hemos querido entenderlo. Y esto no puede seguir así, hay que darle un cambio radical”, zanjó.

El Castellón encadena su sexta derrota consecutiva, donde tan sólo ha sido capaz de anotar dos tantos, lo que les afinca en la parte baja de la clasificación con ocho puntos. Únicamente Sabadell (7) y Alcorcón (4), ambos con un partido menos, están por debajo.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Gálvez: “Es para que se nos caiga la cara de vergüenza”
Gálvez: “Es para que se nos caiga la cara de vergüenza”