Gaizka Garitano es ya pasado en el Athletic. Ayer recogió sus pertenencias en Lezama y dejó sitio a Marcelino. La directiva ha provocado una salida por la puerta de atrás, ha fallado en las formas. Una salida tras victoria, sucediendo precisamente a Marcelino, destituido tras vencer por 0-2 con el Valencia ante el Mallorca.

En Bilbao siempre se ha sido paciente con los entrenadores. Y se hace más raro mandar al paro a un profesional con unos números que destacan entre los entrenadores que durante el siglo XXI, aunque el proyecto estaba agotado desde hace tiempo y pedía un cambio. Solo le supera Valverde. Tras 79 partidos, el promedio para el técnico de Derio es de 1,44 puntos; no obstante, centrados solo en el año natural 2020, la media se reduce a 1,14. Mientras, Txingurri obtuvo 1,57 en 228 compromisos. Heynckes, Clemente, Caparrós, Bielsa, Mané, Ziganda, Rojo, Berizzo, Sarriugarte y Mendilibar, en este orden, van a rueda de Gaizka, que es, además, el que menos goles ha encajado, 79. Los equipos de Valverde, contando sus dos etapas en el banquillo bilbaino, encajaron 271. Garitano es el único técnico además de Valverde que ha conseguido tener un balance favorable de goles: 87-79. El preparador de Viandar de la Vera dejó un registro de 331-271. Garitano cerró etapa con 31 victorias, 21 empates y 27 derrotas. Con su promedio, proyectado en 38 jornadas se darían 54,7 puntos, que en la campaña 2018-19 le hubieran dado acceso a Europa, pero que en la 2019-20 no hubieran sido suficientes.

Atrás queda su enorme labor sacando al equipo del pozo y rozando la Europa League en Sevilla. Garitano, que se hizo cargo de la primera plantilla el 5 de diciembre de 2018, afrontó su primer encuentro en la jornada 15. En su techo, el equipo ocupó la séptima plaza. Finalmente, acabó en octava posición, empatado a puntos con el Espanyol (53), que fue séptimo y se llevó el último billete continental.

El curso pasado, en la única temporada completa en San Mamés, las mejores noticias llegaron vía Copa. En las primeras 18 jornadas el Athletic ocupó plazas europeas. Pero la segunda, condicionada por el desgaste de torneo del KO y el parón provocado por la pandemia de coronavirus, el equipo se desinfló. Acabó en undécima posición, a 5 puntos del séptimo lugar que ocupó el Granada (56 puntos). La derrota en casa ante el Leganés y el broche de una goleada precisamente ante el conjunto nazarí (4-0) dejó al entrenador herido de muerte.

Ese final tan triste se ha arrastrado este curso. En la jornada 10 se alcanzó la octava plaza, el punto más satisfactorio, pero la afición, que se pronunciaba desde la distancia, no le pasaba una a Garitano. Este ha cubierto la hoja de servicios con 6 victorias (Eibar, Levante, Sevilla, Betis, Huesca y Elche), 3 empates (Getafe, Valencia y Villarreal) y 8 derrotas (Granada, Cádiz, Alavés, Osasuna, Valladolid, Celta, Real Madrid y Real Sociedad). La clasificación no es del todo mala, con 21 puntos los leones están a seis del Sevilla, que marca la frontera europea, y con cinco por encima del descenso, esto es del Elche, el último rival antes de caer el técnico de Derio.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Garitano se va por la puerta de atrás con números fabulosos
Garitano se va por la puerta de atrás con números fabulosos