O le quieres, o le odias. De primeras, ese podría ser el resumen del paso de Ibán Salvador por los campos del fútbol español. Sin embargo, detrás de ese jugador ‘de calle’, de los que ya no quedan, hay mucho más. El mediapunta es el que más faltas recibe de Segunda División con un total de 68, dieciséis de ellas en el último tramo del campo. Pese a ello, es clave en los planes de Sandoval.

Cualquier aficionado que haya visto un partido en el que interviniese Ibán Salvador no se sorprenderá con el dato anteriormente expuesto: el seis azulón es el ‘más’ cazado de toda la categoría. Muchas son las faltas que el futbolista genera con su fútbol en el que mostrar el balón y luego darle un toquecito extra. La mayoría de estas faltas dentro de lo establecido por el reglamento. La mayoría, no todas ellas.

Y es que el ecuatoguineano recibe un gran número de faltas fuera de reglamento y tiempo: codazos, patadas por detrás o entradas con los dos pies… Jugadas por las cuales el Fuenlabrada lleva tiempo pidiendo más mano dura en relación a la persecución a la que a veces se ve sometido Ibán Salvador. “Empezamos a estar preocupados por Ibán y por la cantidad de faltas que recibe. Muchas sin estar el balón de por medio y a destiempo. No nos gusta”, afirmó Sandoval, técnico del Fuenlabrada, tras el duelo ante el Leganés.

Ibán tampoco es un ‘angelito’, él y todos lo saben. El seis domina también ese otro fútbol, el de sacar de quicio a las defensas rivales llenándolas así de amarillas. De hecho, el propio Fuenlabrada lo sufrió en sus propias carnes cuando Ibán militaba en el Celta B. Cuando el mediapunta militaba en el equipo gallego consiguió sacarles más de cuatro tarjetas en los dos enfrentamientos en los que se vieron las caras.

Clave para Sandoval

Sandoval tiene a Ibán Salvador como uno de sus ‘imprescindibles’ en esta temporada, sus 1.122 minutos disputados le avalan. El futbolista es uno de los jugadores con más calidad y toque en la plantilla kirika. Buen ‘gambeteo’, último pase y, sobre todo, inteligencia a la hora de acelerar o parar el juego. Además, como bien apunta Sandoval y respaldan los datos, el mediapunta genera un gran número de faltas; dieciséis, el que más de la categoría, en posiciones favorables para una jugada a balón parado. “Esas faltas que sólo genera Ibán en la frontal del área son oro para nosotros”, reconoció el técnico azulón.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Ibán Salvador, el ‘enemigo público’ de Segunda
Ibán Salvador, el ‘enemigo público’ de Segunda