El partido “a vida o muerte” que se disputaba en Ipurua entre el Eibar y el Valladolid acabó en tablas, un resultado que en caso de beneficiar a alguno de los dos equipos, lo hace más al de Mendilibar, que sigue por delante en la clasificación, aunque el mal sigue existiendo para dos que tendrán que entrenar mucho los brazos para llegar a la orilla antes de que les coja la marea.

Poco duró la bienintencionada idea armera de no cometer errores en defensa, concretamente hasta el minuto 5, cuando Arbilla cometió un claro penalti en una buena acción de Sergi Guardiola que prácticamente hizo a los locales arrancar por detrás en el marcador después de que Roque Mesa transformase la pena máxima, con un Valladolid confiado y más desagarrotado que los de Mendilibar. Pero el Eibar, consciente de lo que se jugaba, no se rindió, y Kike García puso el empate en el luminoso tras un gran testarazo a la escuadra a pase de Bryan Gil, que además tuvo una clara ocasión para voltear el resultado antes de que se cumpliese la primera media hora. Ambos equipos lo intentaron con más ganas que acierto, dejando las espadas en todo lo alto para el segundo acto.

El miedo a perder llevó a un arranque de segundo tiempo dubitativo, con ganas de marcar por parte de ambos conjuntos, pero con un lógico respeto que obligaba más los dos equipos a guardar la ropa que a nadar. El VAR anuló un tanto por fuera de juego al canterano Miguel Rubio mediada la segunda mitad, en lo que parecía un aviso de que un error podría decantar el partido para un lado u otro, si bien Masip y Dmitrovic eran más alentadores que porteros en ese tramo de partido, ya que usaban más las gargantas que los guantes. Weissman se fue de malos modos tras ser cambiado, un gesto de muy poco compañerismo con Kodro, que salía ne su lugar.

Y esa fue la tónica de un tramo final en el que comenzó a ganar el impulso por no perder que por aquel previo de ganar, si bien los locales se favorecen del golaveraje, un mal menos, pero nada despreciable después de ver las nulas llegadas al área rival ce ambos en la segunda mitad.

 

 


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Imposible ganar con tanto miedo a perder
Imposible ganar con tanto miedo a perder