El Castellón-Lugo, finalmente, pudo llevarse a cabo en Castalia con un positivo lucense y un cambio de horario mediante. Cosas de los tiempos del Covid. El proyecto de Mehdi Nafti comenzó de la mejor manera, con un meritorio triunfo en el feudo albinegro tras agarrarse con fuerza a los puntos a lo largo del encuentro. Iriome, ingresado en el segundo acto, dio el triunfo a los lucenses para coger aire en la zona baja en el estreno del proyecto de Nafti en el banquillo lucense.

El técnico francotunecino apostó por un 4-3-3 de inicio en su primera puesta en escena tras la destitución de Juanfran. En un equipo condicionado por las bajas, Venancio se estrenó en defensa, el veterano Seoane regresó al pivote, mientras que Valentín actuó en banda. Precisamente, el centrocampista catalán fue de lo más destacado de un primer tiempo donde ambos conjuntos se tantearon, pero generaron poco fútbol. Mucha menos acción en las áreas.

El Castellón, con cambio de sistema, con Muguruza y Mateu ejerciendo de carrileros largos, se topó con un buen Lugo en el estreno de Nafti. El nuevo dibujo, ya empleado por momentos en encuentros anteriores, no surtió el efecto esperado. Los de Óscar Cano transitaban lejos del área y Zlatanovic parecía una isla en su estreno como titular. Tan sólo Lapeña y Fernández asomaron en ataque.

El segundo acto, sin embargo, comenzó más agitado. Álvaro Campos sacó una mano de las que valen puntos a Valentín, tras cazar un balón rebotado a disparo de Hugo Rama. Los albinegros proponían, pero los lucenses, necesitados de puntos, sacaban las garras en Castalia. Las más claras caían del lado de los de Nafti.

Óscar Cano, en busca de soluciones, varió la Fernández, acercándole a la salida de balón. Más drástico fue el técnico de estreno, retirando a un lastrado Barreiro por Carrillo y a Valentín por Iriome. Pero el partido seguía su cruso: balón para el Castellón y mordiscos del Lugo. Fidalgo y Fernandes, en los primeros minutos para el español formado en la base del City, entraron para agitar el choque.

En los minutos finales subieron las pulsaciones. Zlatanovic, en la primera que tuvo, el que cerca estuvo de decantar la balanza. Marc Mateu se sacó de la chistera un gol olímpico que Ávalos Barrera anuló y el VAR, posteriormente, no dio validez. Pero fue Iriome, ingresado en el segundo acto, el que le dio el triunfo al nuevo Lugo de Nafti sobre la bocina.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Iriome da los primeros tres puntos al Lugo de Nafti
Iriome da los primeros tres puntos al Lugo de Nafti

Compartir
Artículo anteriorAl larguero Cucho Hernández