Una de las sorpresas en el once de Javi Gracia en el partido contra el Celta fue Álex Blanco. Gracia eligió al canterano por delante de Guedes, quien fue sustituido ante el Real Madrid en el descanso y el sábado ni siquiera saltó al campo pese a calentar en parte del partido. El técnico navarro necesitaba un jugador en banda izquierda que tapara las subidas de Hugo Mallo, además de estar muy pendiente, ayudando al centro del campo y a Gayà, de los pasillos interiores. Rigor táctico.

Y así apostó por Álex Blanco, quien este curso se ha adaptado a un rol más de jugador de equipo que interpreta a la perfección las órdenes tácticas de su técnico. Por sus características futbolísticas, Blanco siempre ha sido un jugador vertical, con mucha velocidad, que explotaba estas características a la hora de atacar. Sin embargo, este curso ha sabido adaptarse a las circunstancias del equipo y siempre que le ha utilizado Gracia ha acabado más que satisfecho con su labor pese a que no ha brillado tanto en ataque.

Además del pasado sábado contra el Celta, Gracia ya ha utilizado a Álex Blanco en varias ocasiones con la misma finalidad. La primera en su debut, en Anoeta, donde una de sus misiones fue detener las acometidas de Gorosabel, lateral realista. También contra el Villarreal, en La Cerámica, Gracia encomendó a Álex la misma tarea, en este caso para ayudar a Correia en las acometidas de Pedraza y Moi Gómez. También en el Camp Nou, tuvo el canterano un trabajo especial para detener las subidas de Jordi Alba, en la segunda parte.

Además, con el partido del sábado, Álex Blanco ya ha disputado esta temporada 11 encuentros con la camiseta del Valencia (8 de Liga y tres de Copa). No obstante, el extremo ha estado disponible siempre para Gracia (uno de los tres de la plantilla). Y ha sido convocado en todos los partidos de Liga y Copa excepto en uno.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Javi Gracia, satisfecho con el nuevo rol de Álex Blanco
Javi Gracia, satisfecho con el nuevo rol de Álex Blanco