Ronald Koeman habló en sala de prensa nada más terminar el Granada-Barça.

¿Qué busca con Griezmann por la izquierda?

Intentamos jugar con los tres arriba, con bastante libertad. Messi baja a recibir y Dembélé y Antoine buscan la profundidad. Cuando llegamos arriba hay que estar dentro del área. Creo que Antoine estuvo muy bien hoy.

¿Qué le pareció Messi y cómo pactó el cambio?

El Barça necesita a Messi. Por su juego, por su importancia en crear oportunidades y por su efectividad. Es un jugador grande que necesitamos para conseguir cosas grandes. En la primera parte había varios jugadores con molestias y con el 0-4 pudimos hacer cambios. Con Araújo no quisimos arriesgar. Dest también tuvo molestias y pudimos cuidarlos gracias a los resultados.

¿Con esta versión de Messi se puede luchar por todo?

Luchar no depende de un jugador, tiene que ser la mentalidad del equipo. Tenemos jugadores importantes que no pueden estar en este momento. Es algo posible luchar por títulos si todos pueden estar. El equipo está mejorando mucho. Era una jornada muy importante con tres partidos fuera de casa y hemos ganado y con buen juego y eso da mucha confianza.

¿Qué le recomienda a Riqui?

Lo primero es que parece que tengo algo en contra de Riqui y no es así. El otro día hablé de jugadores jóvenes y parece que sólo hablaba de Riqui. Pero hay más jóvenes. Konrad, Matheus, Júnior. Siempre cogéis un nombre y eso no es bueno para Riqui. Si pienso algo sobre Riqui, lo hablo con él. No tengo ningún problema. Y siempre depende del jugador. Pero hablo en general, no de Riqui.

¿Qué ha cambiado en el equipo?

Estamos más tranquilos y entramos más concentrados. Si hay ritmo de balón, hay pocos equipos que nos pueden controlar. Y si además tienes efectividad, puedes decir que estamos en el buen camino. Pero hay que ser humilde y seguir trabajando.

¿Por qué este nuevo De Jong, más llegador?

Es una calidad que tiene y es algo que no ha usado. Él tiene el físico y el dribbling con balón.

¿Qué cree que le ha aportado usted a Leo?

Desde el primer día, el contacto con Leo ha ido bien y desde el primer día ha hecho lo máximo. Y como a todos, como a todo el equipo, le ha costado. Y últimamente está bien y con muchísima efectividad. Y eso es lo que estamos acostumbrados a él. Si en algunos partidos no marca, algunas personas pueden estar descontentos y preocupados. Yo nunca. Lo he visto motivado en el vestuario y en los entrenamientos. No quiero decir que Messi está más metido. Hay momentos en los que al futbolista no le entra.

Koeman encadena tres victorias seguidas por primera vez esta temporada

El Barcelona de Koeman parece que ha cogido la velocidad de crucero tras un inicio de singladura con la nave navegando con muchas vías de agua abiertas y sin un rumbo claro. El hecho que deja bien claro que el equipo se empieza a transmitir buenas sensaciones es que, por primera vez esta temporada, encadena tres triunfos consecutivos, con el añadido de que lo ha conseguido en tres partidos fuera del Camp Nou: Huesca (0-1), Athletic (2-3) y Granada (0-4). La racha todavía se agiganta si tenemos en cuenta que es la cuarta salida seguida que el Barcelona salda con un triunfo, ya que todo empezó ante el Valladolid (0-3). De hecho, suma 17 de los últimos 21 puntos posibles -desde la derrota ante el Cádiz (2-1) el pasado 5 de diciembre, que no pierde un partido en LaLiga, con cinco victorias y dos empates-.

Evidentemente, el buen momento de juego de Leo Messi, la explosión de Pedri, la aparición de un Dembélé desbocado, las ganas de reivindicarse de Griezmann y el poderío de De Jong han abierto las puertas de par en par a un nuevo Barcelona, capaz ahora de soñar por cualquier título, cuando hace sólo un mes, más de un aficionado se conformaba con clasificarse entre los primeros cuatro para acceder a la Champions.

De hecho, la eliminatoria ante el PSG, que se veía como una losa casi insalvable, se presenta ahora como una gran oportunidad, y más si cabe que podrían estar unirse para la causa jugadores como Ansu Fati y hasta Gerard Piqué, actualmente lesionados.

En cuanto a LaLiga, la diferencia se ha recortado con el líder hasta sólo cuatro puntos, si bien es cierto que el Atlético de Madrid tiene tres partidos menos que los blaugrana.

Koeman ahora afronta su primer título de la temporada, la Supercopa de España, con el equipo en un momento dulce. Las semifinales contra la Real Sociedad del próximo 13 de enero se presentan como el escenario ideal para reivindicarse y mostrar a todos que el Barcelona ha vuelto.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Koeman, sobre Riqui Puig: “Si tengo que decirle algo, se lo digo”
Koeman, sobre Riqui Puig: “Si tengo que decirle algo, se lo digo”
{$inline_image}