La expedición del Sevilla regresó de Pamplona con una baja de peso, aunque no se debió a ningún percance en forma de lesión y sí a una anécdota. Y es que Jules Koundé se quedó en tierra por su tardanza a la hora de pasar el contron antidoping. El equipo debía regresar con celeridad para llegar a Sevilla antes del cierre del aeropuerto y se optó porque Koundé se quedara en Pamplona junto a un empleado del club y viajara este martes.

De hecho, ha sido el propio Koundé el que ha ido narrando sus andanzas a través de sus redes sociales. “Mi verdadero enemigo”, calificó al control antidoping, en el que tardó una hora y media para poder efectuarlo. Ya en la mañana del martes, Koundé compartió una foto desde la estación de tren de Zaragoza, puesto que el regreso hasta Sevilla lo hizo en AVE.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Koundé tuvo que quedarse en Pamplona a pasar el antidoping
Koundé tuvo que quedarse en Pamplona a pasar el antidoping