Las malas noticias para el Cádiz se concretan. Finalmente, Jon Ander Garrido no jugará mañana ante el Granada en un partido que se presenta complicado por la calidad del rival. El mediocentro vasco vio la quinta amarilla de ciclo en el encuentro ante Osasuna y, aunque el club amarillo presentó alegaciones, el Juez de Competición ha desestimado estas alegaciones, por lo que Cervera no podrá con él.

Ha sido el propio entrenador quien ha frenado el recurso a Apelación, ya que al haber preparado el partido sin contar con él y jugarse el partido mañana, Cervera ha preferido que Garrido cumpla la sanción y llegar al encuentro ante el Almería pudiendo contar con su ‘hombre ancla‘. Jon Ander es un jugador fundamental en el esquema amarillo, pero ante el Granada llega la oportunidad perfecta para Edu Ramos.

Por tanto, el futbolista cedido por el Córdoba será quien acompañe a José Mari en la sala de máquinas. Igual que Ivan Kecojevic seguirá en el centro de la defensa ante la lesión de Sergio Sánchez. Brian Oliván, Marcos Mauro y Rober Correa completarán la zaga, con Cifuentes en la portería. La parte ofensiva podría ser exactamente la misma que ante Osasuna, ya que Salvi no parece estar al cien por cien tras su lesión en el gemelo.

Cervera ha citado para este partido a Cifuentes, David Gil, Rober Correa, David Carmona, Brian Oliván, Ivan Kecojevic, Marcos Mauro, Sergio González, Edu Ramos, José Mari, Álex Fernández, Salvi, Aketxe, Perea, Jairo, Peter, Manu Vallejo, Mario Barco, Dejan Lekic y Dani Romera. Tendrá que descartar el técnico a dos jugadores para completar la convocatoria definitiva.

Peter, futbolista del filial, podría entrar en la convocatoria al ser un jugador de banda ante la falta de extremos puros en el equipo e incluso tener minutos en la segunda mitad. Jairo y Salvi son los únicos, ya que Manu Vallejo ha demostrado ser un jugador más interior que exterior. Cervera deberá decidir a quién coloca en los costados.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
La ausencia de Garrido, una baja sensible para el Cádiz
La ausencia de Garrido, una baja sensible para el Cádiz