Luis Alfonso Espino (San Jacinto, Uruguay; 5-01-1992, 28 años), más conocido como ‘Pacha’, atendió a AS en la previa al partido contra la Real Sociedad. El lateral izquierdo del Cádiz realiza en esta primera entrega de la entrevista un repaso por la actualidad del equipo y el buen arranque de la competición. También recordó momentos complicados vestido de amarillo, como su debut con el Cádiz frente al Lugo, los primeros partidos que disputó con el club y las críticas que recibió. El defensa uruguayo afirma estar feliz y disfrutando de la categoría. Mañana les ofreceremos la segunda parte de la entrevista.

– ¿Cómo afrontan la semana de entrenamiento previa a la Real Sociedad?

– Igual que todas, lo único que ahora empezamos a tener bajas. Ilusionados y trabajando para tratar de conseguir un buen resultado ante la Real Sociedad.

– Llama la atención que, tras la semana de parón, se hayan producido las tres lesiones.

– Es parte de esto, al final entrenamos igual, y las lesiones pueden ocurrir en cualquier momento. Por mala suerte va a haber algunos compañeros que no van a poder estar, pero hay que estar preparados para quien le toque y tratar de hacerlo lo mejor posible.

– ¿Cómo fue debutar en LaLiga Santander?

– Fue muy lindo, y más hacerlo con el Cádiz, que es el primer club, y el único por ahora, que me abrió las puertas para venir a Europa. Jugar en Segunda ya era muy lindo con la afición, que se hacen sentir mucho. Debutar en Primera en una de las mejores ligas del mundo es muy importante.

– ¿Cuál considera que es la clave de este buen arranque de la competición?

– La clave está en que todos nos conocemos, también conocemos al míster y al cuerpo técnico. Sabemos lo que quieren y estamos aferrados a sus ideas, al igual que él está aferrado a nosotros. El conocernos, llevar años y que los que vinieron se acoplaron muy bien al equipo, eso ha sido fundamental.

– ¿Cómo afrontará el equipo el no tener a Cervera en el banquillo durante cuatro partidos debido a la sanción de Competición?

– Es complicado que no esté tu técnico, pero tenemos las ideas claras y sabemos lo que queremos. Rober (Perera, segundo entrenador) también ayuda mucho y estará ahí. El míster no va a estar, pero sabemos lo que tenemos que hacer y vamos a ser el mismo equipo de siempre.

– Los partidos en Carranza se resisten.

– Nos está costando desde que paramos por la pandemia. No sé si llegamos a ganar un solo partido en Carranza. Hay que tratar de revertir de alguna manera la situación, ver lo que estamos haciendo mal y por qué ganamos fuera y en casa no.

– Son muchos equipos a los que se les resiste la victoria como local desde el regreso a la competición tras el parón por la pandemia. ¿A qué se puede deber?

– Los números hablan por sí solos. A mí me parece que la afición tiene algo que ver, porque es la que aprieta cuando el equipo está mal, te empuja… juegan un rol muy importante. Hay que tratar de olvidarse, saber que no los vamos a tener y tratar de sacar los partidos de alguna otra manera.

– La jornada pasada se puso fin a la racha a domicilio. Álvaro Cervera dijo que se le había faltado el respeto a la competición. ¿Lo ve así?

– El míster siempre va más allá. Cometimos errores que no tenemos que cometer, y va más por ese lado. En esta competición, los errores los pagas muy caros, no se pueden cometer. Aprenderemos.

– Fue una derrota que entraba en los planes, aunque quizás no de la forma que llegó. ¿El Atlético les dio un baño de realidad?

– Ni fue un baño de realidad ganarle al Real Madrid ni lo fue contra el Atlético. Nos vamos a encontrar con muchas cosas de estas si no estamos al 100%. Tenemos que darlo todo como hemos hecho hasta ahora. No podemos regalar nada, porque somos un equipo muy intenso y si regalas, tienes mucho que perder. Hay que seguir adelante, con intensidad y sin cometer errores para que no te metan goles.

– ¿Cómo se siente en Cádiz en la actualidad?

– Ahora muy bien, hace poquito renové (hasta 2023) y estoy muy contento. Mi familia está muy bien y eso es fundamental para nosotros. Estoy disfrutando de la categoría.

– Fue la primera vez que salió de su tierra, Uruguay, ¿le costó mucho tomar la decisión?

– Sí, porque llevaba años en Uruguay, pero también tenía ganas de salir, de tener nuevos retos. Los primeros seis meses, un año, nos costó la adaptación. Por más que sea el mismo idioma, las culturas son diferentes y te cuesta la adaptación.

– Supongo que se alegrará de la decisión que tomó.

– Sí, además en Cádiz te tratan muy bien. El plantel me hizo sentir desde el primero momento que los conocía de siempre. Eso te ayuda mucho. No tengo de qué quejarme.

– ¿Habló con algún compatriota antes de firmar con el Cádiz?

– No, no hablé con ningún uruguayo, aunque conozco a muchos. A Cacique lo tuve de técnico, a Víctor Espárrago también lo conocía porque jugué al fútbol con un sobrino suyo. Los conocía, pero hablé con ellos una vez arreglé con el Cádiz y me felicitaron. Lolo Estoyanoff también me felicitó.

– Parece que los uruguayos encuentran su sitio en el Cádiz. Fleurquin, Medina, Víctor Espárrago, Estoyanoff…

– Andrés Fleurquin también me mandó un mensaje a través de Enrique Ortiz. Cádiz es una ciudad muy linda y la afición es muy parecida a los uruguayos, que lo viven mucho, eso también te hace sentir un poquito más cerca del país.

– ¿Le ha hecho sentirse más cómodo ese parecido entre la afición charrúa y la cadista?

– Allá estamos acostumbrados a que la afición se meta dentro del partido todo el tiempo y que vaya gente siempre al estadio. Eso es fundamental para todos, y para que nosotros los sintamos un poquito más cerca. También el Carnaval nos une, aunque no soy muy carnavalero, pero me gusta escucharlo y verlo.

– Debutó frente al Lugo, ¿Cómo vivió su debut con el Cádiz?

– ¡Te diría que mejor olvidarlo! (bromea). Mi debut no fue lo más lindo… venía de una temporada muy larga en Nacional, había terminado contrato, estaba de vacaciones y no había hecho pretemporada. Tuve un año muy desgastante, apenas tuve vacaciones… esos meses me dio para despejar la cabeza, y cuando vine me encontré a un equipo ya armado, que estaba a mitad de campeonato y yo tenía que adaptarme al ritmo. Cuando jugué se notó.

– Fueron muchas las críticas que recibió en esos primeros partidos ¿Le afectaron?

– Obviamente me ven y las críticas van a estar, porque lo que rindes en la cancha es lo que vale. No voy a decir que no me afectaron, pero trato de estar fuera de todo eso y saber qué tengo y puedo dar. En Cádiz confiaron en mí y a pesar de que ese semestre no había estado bien, confiaron en mí para la siguiente temporada.

– ¿Llegó a imaginar en esos momentos lo que le acabarías brindando al Cádiz?

– Bueno, tampoco le he dado mucho, esto es en conjunto, una persona sola no puede hacerlo. Esto va desde el presidente hasta el que juega menos, que tiene que estar con buena cara y apoyando al compañero que juegue. Cuando empecé pensaba que no estaba tan preparado como para venir a Europa, pero sabía que haciendo una pretemporada podría estar al nivel de mis compañeros. La pretemporada fue otra cosa.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
“La clave del éxito es estar aferrados a la idea de Cervera”
“La clave del éxito es estar aferrados a la idea de Cervera”