Butarque será el próximo domingo ante el Almería (14:00) una fortaleza de hielo. Así lo ha representado el club pepinero en el cartel on-line que anuncia el duelo en una imagen que, por primera vez, se asemejará demasiado a la realidad. Las fuertes nevadas que han caído en Leganés a consecuencia de la borrasca bautizada como Filomena han dejado el césped del estadio y la Instalación Deportiva Butarque, el centro de entrenamiento del Leganés, cubierto de una espesa capa de nieve. Pese a ello, desde la entidad tranquilizan: el partido no corre riesgo de disputarse.

Fuentes de club han informado a AS que Royalverd, la empresa que se ocupa del cuidado y mantenimiento de ambos recintos desde 2017, ha duplicado esfuerzos con más personal y material para evitar que las nevadas, heladas y bajas temperaturas dañen el verde e incluso impidan su uso.

Un partido a 3ºC

Con todo, y pese a estos esfuerzos, esta mañana la sesión de entrenamiento ha sido difícil de llevar a práctica precisamente por las duras condiciones climáticas, ha confesado en sala de prensa José Luis Martí, entrenador de los pepineros.

“La planificación nos la ha complicado un poquito, esta mañana hemos tenido que intentar retirar la mayor nieve posible. Aún así ha sido bastante complicado. Veremos cómo está el terreno de juego”, afirmaba el mallorquín en referencia a Butarque y el duelo del domingo. Para la hora del choque está previsto que en Leganés haga 3ºC con cielos despejados, aunque tras un sábado en el que están previstas más nevadas. El campo, además, está en un alto y desprotegido de las inclemencias. Es uno de los puntos más fríos de la ciudad.

Un entreno difícil entre bolazos

Entre tanto, hoy en las imágenes que ha distribuido el club del entrenamiento se ha podido ver cómo las maquinas de Royalverd han trabajado a destajo para despejar de nieve uno de los dos campos de entrenamiento de la ID Butarque. Incluso el doctor, Alberto Lam, ha tirado de fuerza y limpiado parte de los campos con un cepillo de grandes dimensiones. Cualquier ayuda era poca. Después han sido los jugadores los que han despejado de nieve el césped, pero a su manera, a bolazo limpio, entre risas y jolgorio.

Mañana sábado el equipo volverá a entrenarse con los ojos puestos, de nuevo, en Filomena y las consecuencias que pueda dejar para ejecitarse. Sucede, además, que las medidas sanitarias anti Covid-19 de LaLiga impiden el uso de instalaciones comunes tales como el gimnasio. En condiciones normales una jornada como la de hoy o la de mañana se podría resolver con parte del trabajo de puertas hacia adentro.

Originalidad a costa de Filomena

Entre tanto, el club no ha dejado pasar la ocasión de ver Butarque nevado para desatar su originalidad habitual en redes sociales. Ayer, por ejemplo, mostraba el retorno de su mascota, Superpepino, al recinto para disfrutar de la nieve con, por cierto, un accidente imprevisto.

También ayer el club dio a conocer el cartel online en el que se anunciaba el choque y que mostraba el estadio convertido, más que en un recinto deportivo, en una fortaleza nevada en medio de una montaña rebautizada como Butark7, por el juego de palabras entre el famoso pico elevado de más de 6.000 metros y el recinto pepinero.

“Comienza la ascensión”, repetía el título del cartel jugando también con la dificultad del rival y el deseo de escalar hacia las posiciones que ocupan los almerienses. “#LovamosapasarFilomenal”, cerraba a etiqueta del póster.

Elaborado por el departamento de comunicación del club y la agencia Hugin and Munin, el texto que acompañaba al cartel recordaba el refrán “que dice que año de nieves, año de bienes… vamos, que a POR LA EUROPA LEAGUE MECAGOENMIPU…”, bromeaba al igual que el twitter del club, que esta mañana avisaba que en Butarque ya había un metro de nieve… aunque no precisamente en el sentido literal de la expresión.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
La ‘fortaleza’ de hielo de Butarque estará lista contra el Almería
La ‘fortaleza’ de hielo de Butarque estará lista contra el Almería