Elche y Huesca vivieron el mismo sueño de verano. Ambos tocaron el cielo de Primera cuando el calor todavía apretaba. Su historia fue idéntica, pero el camino distinto. El cuadro oscense ascendió por la vía rápida, el pasado 17 de julio. Un mes y una semana después, el Elche repitió gesta. El tiempo para planificar, oro en esta época, aparece esta tarde como el principal elemento diferenciador entre los dos recién ascendidos (sigue el partido en directo en As.com).

El Elche todavía está en obras. El mercado cierra el lunes y Almirón dijo ayer que el proyecto necesita casi media docena de refuerzos. Pero la victoria ante el Eibar ha dejado cierto poso de tranquilidad. Almirón se ha blindado hasta los dientes con los tres centrales y se ha dado cuenta de que arriba tiene talento y gol. Boyé gustó en Ipurua y hoy pasa la prueba del Martínez Valero. El Elche apostará por un once similar al del miércoles. Koné puede ser la gran novedad en el lateral izquierdo de una defensa que mantiene la esencia de Segunda. El objetivo del Elche es resistir como sea hasta el parón y tomarse las próximas dos semanas de pretemporada.

Al Huesca se le resiste la primera victoria, pero lo ha hecho casi todo bien en este inicio. Ha puntuado ante Villarreal, Valencia y Atlético. Ha tuteado a los grandes, acaparando elogios y piropos. No obstante, su liga empieza esta tarde. Ante el Cádiz pinchó, pero sabe que un triunfo en Elche le daría tranquilidad y le pondría la etiqueta de revelación del campeonato.

Si la esperanza en el Elche es Boyé, en el Huesca todas las miradas se centran en Ontiveros. El andaluz apunta al once por primera vez en esta temporada. Es el fichaje estrella y el hombre que debe culminar todas esas buenas intenciones del equipo de Míchel. La Liga de Boyé y Ontiveros empieza esta tarde.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
La Liga de Boyé y Ontiveros
La Liga de Boyé y Ontiveros