En Sabadell están preocupados. No sólo porque el conjunto arlequinado encadena dos derrotas seguidas sino porque estas han llegado, además, en la Nova Creu Alta. Jugar de local parece ser más un quebradero de cabeza para el equipo de Antonio Hidalgo que una bendición. Los números, cuando juega en casa, no salen y ello le está impidiendo volar. El balance en los cinco encuentros disputados en la Nova Creu Alta no es, ni mucho menos, el deseado porque han cosechado una única victoria y cuatro derrotas. O lo que es lo mismo, sólo han sumado tres puntos de 15 posibles.

Los partidos sin ganar se amontonan y de ahí que el Sabadell siga penúltimo, con un partido menos, y a tres puntos de la permanencia, que actualmente la marcan Zaragoza (también con un duelo pendiente) y el Albacete. La Nova Creu Alta, que tantas alegrías le dio al conjunto arlequinado en campañas anteriores, no acaba de dar sus frutos y está provocando que el Sabadell sea, junto a Castellón y Alcorcón, el peor local de la categoría. Antonio Hidalgo está tratando de dar con la tecla consciente de que muchas opciones de seguir una temporada más en Segunda pasan por no dejar escapar muchos más puntos de Sabadell. El triunfo en casa ante el Leganés (1-0), el único del curso hasta la fecha, pareció marcar un antes y un después en el equipo, pero se han vuelto a multiplicar los errores defensivos.

Mejorar en casa es crucial. Hasta la fecha ya han caído ante Espanyol (0-1), Mirandés (0-2), Almería (1-2) y Málaga (1-2) y no hay vuelta atrás, por lo que toca mirar el futuro con optimismo. Tras dos partidos seguidos en casa, este domingo el Sabadell visitará al Logroñés en un duelo vital. Lejos de casa, los números arlequinados son un poco mejores porque pese a que han perdido tres duelos, ganaron en Ponferrada (0-3) y empataron en Zaragoza (0-0). Este es el camino a seguir.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
La Nova Creu Alta, un quebradero de cabeza para el Sabadell
La Nova Creu Alta, un quebradero de cabeza para el Sabadell