El FC Cartagena está haciendo una pequeña revolución en su plantilla de cara a la segunda vuelta del campeonato, en la que debe mejorar su dinámica para abandonar los puestos de descenso. Con Carrión en el banquillo, tercer técnico del curso tras Borja Jiménez y Pepe Aguilar, la dirección deportiva albinegra dedica estos días a aligerar el plantel para darle cabida a las futuras incorporaciones. Dijeron adiós al club Cordero, Sergio Lozano, Verza y Aguza, éste último rescindido a última hora del miércoles.

Pero a estos cuatro se le unirán en las próximas horas William y Rhyner, que estaban cedidos por el CD Leganés y Cádiz CF. Ninguno de los dos ha dado el rendimiento esperado, siendo una decepción para la entidad el escaso protagonismo de un William por el que se hizo un esfuerzo en verano tras su notable primera temporada en Cartagena. El extremo irá, salvo sorpresa, al filial del Valencia y el peruano al FC Emmen, de la máxima categoría de los Países Bajos. Incluso se podría anunciar la marcha de Kleandro, que no llegó a debutar, y el canterano Uri.

Delmás, un problema

La incorporación de Antoñito está cerrada, aunque no es oficial. El escaso margen económico que tiene el club para este mercado de invierno hace que, para firmar a un futbolista, otro deba salir antes. No es obligatorio, pero sí necesario para ir cuadrando cifras. Y una de las bajas más complicadas de dar es la de Delmás. El ex del Real Zaragoza firmó un contrato por tres temporadas, pero no ha estado al nivel que se esperaba. Su salario y escasa participación dificulta que haya equipos interesados, pero la intención del club es que no siga. La llegada de Antoñito cerraría el lateral derecho, posición por la que competiría con David Simón.

 


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
La operación salida se dispara
La operación salida se dispara