Se reencontrará Leo Baptistao con el rectángulo de juego en Anoeta justo una jornada después de su trago más amargo de cuantos se le han visto en público. El pasado viernes 4 de enero, en el Espanyol-Leganés, abandonó entre silbidos el césped tras errar varias ocasiones de gol y acabó rendido a las lágrimas en el banquillo, en una imagen que consternó a buena parte de la afición blanquiazul.

Suplente en la Copa del Rey contra el Villarreal por decisión meramente técnica, Baptistao tratará de recuperar la sonrisa ante un rival propicio, la Real Sociedad, puesto que la temporada pasada fue el único jugador del Espanyol capaz de anotar en los dos partidos frente a los ‘txuri-urdin’. En Anoeta, el 23 de octubre de 2017, el brasileño avanzó a los pericos, a los nueve minutos de partido. Era una jugada que él mismo había iniciado en el centro del campo, abriendo a banda derecha para José Manuel Jurado, que le sirvió un centro a la cabeza. En la segunda vuelta, concretamente el pasado 11 de marzo, Baptistao aprovechó un pase exquisito de Esteban Granero sobre la defensa para situar el 1-1, que Gerard Moreno redondearía 22 minutos más tarde con el 2-1 final.

Un gol supondría mucho para un delantero que lleva solo uno, y de penalti, en todo este curso, a pesar de que ha participado en todas las jornadas salvo el Valladolid-Espanyol del 26 de octubre, con 11 titularidades y 983 minutos, que lo convierten en el decimoprimer futbolista con más presencias en la plantilla de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’.

“Soltar la tensión te ayuda”, aseguró ayer el entrenador sobre Baptistao, de quien indicó que, tras aquellas imágenes entre sollozos, pronto volvió a ser el mismo chaval risueño.”Al día siguiente ya le vi recuperado”, culminó Rubi.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
La Real Sociedad enjuga las lágrimas de Baptistao
La Real Sociedad enjuga las lágrimas de Baptistao