Salvo giro inesperado de los acontecimientos en las últimas horas del día de hoy, Eduardo Coudet tendrá que esperar a mañana para ser anunicado oficialmente como nuevo entrenador del Celta. El problema está en la rescisión de su contrato con Internacional, ya que la entidad de Porto Alegre le pide casi dos millones de euros por rescindir el contrato de forma unilateral.

El argentino llegó a Porto Alegre en diciembre de 2019 y se comprometió por dos temporadas. En dicho contrato existe una cláusula que especifica que si alguna de las dos partes rompe el contrato unilateralmente antes del 31 de diciembre de 2020, se compromete a pagar el salario íntegro que debía percibir el entrenador en 2021.

Los emolumentos de Coudet en Internacional ascienden a 150.000 al mes, así que la penalización supone 1,8 millones de euros. El entrenador argentino, que ya tiene todo acordado con el Celta, sigue negociando a estas horas una rebaja en dicha penalización, pero los directivos de Internacional no ceden y eso está dilatando el anuncio oficial de su llegada al Celta. En caso de no desbloquearse esta noche, algo que ahora consideran prácticamente improbable, esperan solventarlo mañana.

Este obstáculo no impedirá la llegada de Coudet a Vigo. Todo está acordado entre las partes y sólo falta salvar este escollo. En el peor de los escenarios, Coudet deberá abonar los cerca de dos millones de euros que le pide Internacional, pero ya ha tomado la decisión de fichar por el Celta. Aterrizará en Vigo en los próximos días para empezar a dirigir a su nuevo equipo.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
La rescisión de Coudet aplaza el anuncio de su llegada al Celta
La rescisión de Coudet aplaza el anuncio de su llegada al Celta