La Junta Directiva de la Real Federación Española de Fútbol ha aprobado una modificación de sus estructuras para abrir la Asamblea General a nuevos sectores del fútbol y la sociedad, incorporando 18 miembros natos con personas y entidades que reúnan condiciones de mérito, trayectoria o prestigio deportivo. El objetivo es avanzar en una mayor democratización social de la Federación, transparencia hacia la sociedad y, especialmente, apertura hacia nuevas figuras y entes que juegan o han jugado un rol relevante en el desarrollo del futbol en nuestro país.

Como ha indicado el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, en la reunión de la Junta Directiva celebrada hoy en la Ciudad del Fútbol, en este tema como en tantos otros, la Federación quiere ser pionera y avanzada en su tiempo en el desarrollo de modelos de democratización social de sus estructuras.

Entre otras modificaciones en los Estatutos de la RFEF, se ha introducido una en su artículo 25, sobre la Asamblea General, un nuevo punto 2.c) que indica que también estará compuesta, como miembros natos, por aquellos que “reúnan las condiciones de mérito, trayectoria o prestigio deportivo”.

El listado aprobado, de acuerdo con lo previsto en el artículo 8.3 de la Orden 2764/2015 de 18 de diciembre, que requiere autorización por parte del Consejo Superior de Deportes, establece como miembros natos de la Asamblea General de la RFEF al presidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional. Sin duda algo llamativo considerando la actual relación que mantienen los dos directivos.

Además también los presidentes de los sindicatos más representativos de fútbol, futbol sala masculino y futbol sala femenino; el presidente de la Asociación Española de la Prensa Deportiva; el presidente de la Asociación de Agentes/Intermediarios de Futbolistas; el presidente de la Asociación de Médicos Profesionales del Fútbol y el presidente de la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español.

También, un futbolista de la Selección Española de Fútbol de Personas con Parálisis Cerebral; la Asociación de Clubes de Powerchair Football España; el entrenador y el jugador de futbol playa con mayores títulos en el ámbito nacional y/o internacional; cuatro futbolistas no en activo por méritos deportivos, según una serie de criterios objetivos; y un máximo de tres clubes que no haya descendido nunca de Primera División desde el inicio de la competición. Ahora un trámite lógico y que pasa por remitirlo al CSD para que sea su Comisión Directiva quien lo apruebe, requisito indispensable para que pueda entrar en vigor el cambio. 

Además la Junta Directiva de la Real Federación Española de Fútbol ha propuesto en su reunión de hoy la aprobación de diversas medidas que profundizan en la profesionalización, transparencia y control de su gestión. Entre ellas, ha dado luz verde a los reglamentos de Funcionamiento interno de la Comisión de Cumplimiento Normativo y del Comité de Auditoría y Control Económico Externo.

En cuanto al primero, establece que la Comisión estará formada por el director de Cumplimiento Normativo de la RFEF, que ejercerá las funciones de presidente, y por dos personas más que actuarán como vocales, elegidas por la Junta Directiva de entre personas de reconocido prestigio en el ámbito jurídico, del Cumplimiento Normativo y/o de la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Entre sus cometidos figura proponer a los órganos de gobierno de la RFEF el inicio de acciones y medidas en materia de cumplimiento normativo o de la responsabilidad penal y/o administrativa, promover una cultura ética en el ámbito de las competencias de la RFEF, potenciar los valores propios de la responsabilidad social corporativa y/o empresarial en el ámbito de competencias de la Federación; y gestionar las denuncias que se produzcan sobre conductas contrarias a la normativa legal, o interna y/o a los valores éticos propios de la entidad.

Establece además que el director de Cumplimiento Normativo que implementará y supervisará el programa de cumplimiento normativo penal de la RFEF gozará de plena independencia y autonomía en el desempeño de sus funciones.

En cuanto al Reglamento del Comité de Auditoría y Control Económico Externo determina que este órgano estará formado por tres personas, todas ellas miembros no ejecutivos y con mayoría de miembros independientes, que serán designados teniendo presente sus aptitudes, conocimientos y experiencia en materia de contabilidad, auditoría o gestión de riesgos. Serán designados por la Junta Directiva y desempeñarán sus funciones durante un período de cuatro años renovables.

El Comité estará presidido por un miembro independiente en el que, además, concurran conocimientos y experiencia en materia de contabilidad, auditoría o gestión de riesgos.

El principal cometido del Comité será asistir al presidente, la Junta Directiva y la Comisión Delegada de la RFEF en sus funciones de vigilancia y control del área económica de la Federación mediante la revisión periódica del cumplimiento de las disposiciones legales y normas internas aplicables a ésta. Asimismo, velará por el puntual cumplimiento de las normas de contabilidad aplicables a la Federación e instrucciones vigentes en materia de información de hechos relevantes, de conformidad con lo previsto en el Código de Buen Gobierno.

Por otra parte, la Junta Directiva ha propuesto la aprobación del Manual de Prevención de Riesgos Penales y/o Administrativos, que tiene como finalidad identificar los principios, las normas, los procedimientos y las herramientas para asegurar el cumplimiento de la normativa legal aplicable a la misma a la RFEF.

Entre sus objetivos concretos figura promover una verdadera cultura ética y de cumplimiento en la RFEF y establecer una serie de normas, políticas y procedimientos tendentes a prevenir, detectar y reaccionar frente a conductas delictivas; sensibilizar y dar a conocer a todos los empleados la importancia del cumplimiento del Modelo de Prevención de Riesgos Penales y de los principios éticos contenidos en la normativa interna de la Federación; y dejar constancia expresa y pública del rechazo más absoluto de la RFEF ante la comisión de cualquier comportamiento ilícito o penal.

De estas funciones se encargará la Oficina de Control y Supervisión, que reportará la información y los resultados de sus controles directamente al Comisionado de Control Externo. Sus miembros tendrán autonomía e independencia de cualquier otra función ejecutiva o directiva de la Federación y actuar como referentes de profesionalidad, responsabilidad, honradez e integridad.


Source: Sport Primera division

Datos del contenido y su autor:
La RFEF quiere incluir al presidente de la Liga en la Asamblea
La RFEF quiere incluir al presidente de la Liga en la Asamblea