La Real solventó en Cádiz otra batalla en la que casi no tuvo que lamentar algún rasguño. Apenas un par de costalazos, tremendos, como los que se llevó Mikel
Oyarzabal, que forman parte de la decoración en Primera División aunque el primer…
Source: Mundo deportivo Primera division

Datos del contenido y su autor:
La rutina de ganar
La rutina de ganar