La salida de Okay Yukoslu supondrá un revés para Óscar García. El turco fue indiscutible en su sistema el año pasado y ahora tendrá que reinventar el centro del campo si se confirma la marcha del centrocampista al Galatasaray. El acuerdo del jugador con el club turco es total y únicamente faltan pequeños flecos en la negociación entre clubes, por lo que es bastante probable que ya no forme parte del equipo este sábado en el duelo contra el Eibar.

El centro del campo se quedará muy pobre con su salida, con Renato Tapia y Fran Beltrán como únicos centrocampistas puros. El peruano ha dejado buenas sensaciones durante la pretemporada y se perfila como titular en el encuentro de Ipurúa. Es factible que le acompañe Beltrán para dar mayor consistencia al equipo en la medular, aunque apostó en los dos últimos amistosos por dos interiores más ofensivos por delante del pivote, como pueden ser Baeza, Brais Méndez o Denis Suárez. Tapia y Beltrán sólo coincidieron en el once frente al Oviedo.

Sea como fuere, la operación de Okay no es nada comprensible desde el punto de vista céltico. En primer lugar porque supone perder a un peso pesado en los prolegómenos del inicio de LaLiga. Y en segundo lugar, porque no es una operación económicamente satisfactoria para el cuadro vigués, que ingresaría entre 1 y 1,5 millones de euros por la cesión, con una opción de compra que no sería superior a los cinco millones de euros, cuando el valor de Okay es de 6M según el portal Transfermarkt. Las dudas del proyecto celeste crecen con el paso de las semanas.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
La salida de Okay es un fuerte contratiempo para Óscar
La salida de Okay es un fuerte contratiempo para Óscar