Luis Miguel Ramis le ha dado vuelta a la frase: para él “el mejor ataque, es una buena defensa”. Así, el técnico del Tenerife parece haber dado en la tecla y ha conseguido enderezar un poco el rumbo del equipo que ya suma 371 minutos sin encajar goles lo que le ha valido para encadenar cuatro victorias consecutivas, dos en Liga y otras dos en la Copa del Rey.

La solidez defensiva, tan endeble en el inicio de la campaña, empieza a dar sus frutos. Además, a lo largo de estos encuentros, en los que los blanquiazules derrotaron al Girona, Sestao River y Castellón (en dos ocasiones) se ha dado la circunstancia de que han jugado los dos porteros y todos los integrantes de la defensa.

“Los jugadores están creyendo en el trabajo que realizamos y que consideramos que es el adecuado en este momento de la temporada”, opinó Ramis tras el duelo copero en Castalia. “Todos los partidos son importantes porque nos ayudan a coger los ritmos y la consistencia que queremos”, añadió.

Es más, tanto Dani Hernández en Liga, como Adrián Ortolá en el Trofeo del KO han parado sendos penaltis cada uno. Y la última vez que alguien fue capaz de vulnerar la portería tinerfeña fue Borja Sánchez, del Real Oviedo, en el minuto 79 del encuentro que acabó en derrota por 4-2. En los siguientes cuatro choques, la meta se mantuvo imbatida y el choque acabó con los tres puntos, algo que no sucedía desde 2009.

“Unos días aciertas, otros fallas. Esta vez he acertado y toca seguir en esa línea de trabajo que viene siendo buena durante todo el año“, comentó el alicantino tras volver al once en Castalia. “Ahora toca preparar el próximo partido y esperar el sorteo para el próximo encuentro”, añadió.

Dani, clave en el triunfo liguero días atrás, también había valorado la mejoría del bloque. “Lo único que importa es el equipo y en la primera parte me tocó parar un penalti. Tuve la suerte de intuirlo y he aportado mi granito de arena para que el equipo llegara al descanso con empate. El partido se ha decidido por un detalle, que refuerza nuestra línea de trabajo”, aseguró.

Con la moral reforzada regresó de madrugada la expedición blanquiazul de su doble enfrentamiento en Castellón donde hicieron pleno. La idea ahora es prolongar la buena racha el domingo en el Heliodoro ante el Cartagena y sumar la quinta victoria consecutiva, algo que no se da desde la temporada 2002/03.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
La solidez defensiva, clave en la mejoría
La solidez defensiva, clave en la mejoría