Diego Lainez quiere oportunidades en el Betis y por eso decidió quedarse en Heliópolis este verano. El conjunto verdiblanco tuvo varios ofrecimientos, incluso algunos muy cercanos a los quince millones gastados hace año y medio, según fuentes del propio club. Pero el interés de Manuel Pellegrini en tener en sus filas al futbolista y la confianza de la entidad en su potencial futuro motivaron la enésima oportunidad para el joven jugador. En este parón liguero, encontró minutos y brillo con la selección mexicana. Incluso anotó un gol. “Lo necesitaba”, aseveró el extremo, que encontró en México un escenario propicio para pedir tiempo de juego a Pellegrini desde la distancia.

Diego Lainez no juega desde la disputa de la primera jornada de Liga. Fue ante el Alavés, cuando ingresó al césped en el tiempo de descuento y revolucionó el ataque capitaneando un impulso que terminó dando el triunfo a los verdiblancos en el último suspiro. Sonrió entonces Lainez, que convence a Pellegrini por su habilidad eléctrica en los últimos metros. El chileno quiere que el mexicano se atreva sobre el campo, pero el buen rendimiento de algunas piezas en su posición dificultan su puesta en escena.

En el Betis confían en un salto cualitativo del jugador en manos de Pellegrini. La llegada del técnico ha supuesto un soplo de aire fresco para muchas piezas del plantel en su pretensión de que logren un rendimiento superior al de tiempos pasados. Lainez es a sus 20 años uno de los futbolistas del Betis que mejor cartel tiene en el mercado, algo que propicia un margen de confianza en Heliópolis. De momento, el jugador se reivindica a distancia a la espera de encontrar otra oportunidad.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Lainez, reivindicación a distancia
Lainez, reivindicación a distancia