A Róber Ibáñez, extremo del Leganés, el nombre de Sagués Oskoz, árbitro del Comité Vasco, no le evoca buenas sensaciones. Al contrario. Seguramente el valenciano sienta frustración al mencionar al colegiado que le ha expulsado en dos ocasiones en apenas unas semanas en una concatenación llamativa. También polémica. Por que las dos fueron rigurosas, muy rigurosas.

Han sido dos rojas, además, casi consecutivas. Dicho con otras palabras, dos de los tres últimos partidos que ha jugado Rober Ibáñez (Mallorca, Ourense y Socuéllamos) fueron con el arbitraje de Sagués Oskoz y en ambos acabó en la calle. El primero se disputó el 12 de diciembre frente al Mallorca en Butarque. Ibáñez se fue al vestuario antes de tiempo justo al filo del descanso por dos amarillas. La primera la vio por una entrada. La segunda, por saltar con los brazos extendidos para despejar un balón.

En el gesto, Rober golpeó la cara de un defensa mallorquín y el árbitro lo interpretó como gesto suficiente como para mostrarle la segunda tarjeta, algo que encendió los ánimos de los suplentes y no convocados del Leganés, desquició a los de Martí y lastró el partido lo suficiente como para evitar cualquier amago de puntuación blanquiazul.

Reencuentro en Socuéllamos

Como aquella tarjeta se mostró en Liga, Rober pudo jugar días después contra el Ourense en Copa. Apenas 15 minutos. Luego cumplió sanción ante el Sporting y frente al Fuenlabrada, en Liga, un esguince lo apartó de la convocatoria. Rober se estrenó en 2021 ayer, ante el Socuéllamos, en Copa del Rey. El partido lo pitó, de nuevo, Sagués Oskoz.

En el minuto 50, Ibáñez salió al césped para suplir al tocado Miguel de la Fuente y, ya con el duelo a punto de terminar (0-2, minuto 90), llegó la jugada del lío. Rober inició un contragolpe con un sprint que frenó el local Stevens agarrándole durante varios metros. Sagués Oskoz cortó la acción pitando falta. En un gesto de rabia, Ibáñez se quitó de en medio al defensa con un empujón que aún se produjo cuando los dos iban aun en carrera.

El zaguero del Socuéllamos se tiró al suelo señalándose la cara, aunque Ibáñez jamás le había golpeado en esa zona. El caso es que el árbitro, sin VAR mediante, amonestó primero a Stevens y después le sacó roja a un sorprendido Ibáñez que no entendía lo que acababa de suceder.El colegiado vasco le había mandado al vestuario por una jugada que, a priori, parecía como mucho de amarilla.

Segunda expulsión de Rober en su carrera y segunda que protagonizaba Sagués Oskoz en menos de un mes. No es de extrañar que, por todo ello, el nombre de este colegiado provoque frustración en el extremo del Leganés.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Las rojas de Sagués Oskoz persiguen a Rober Ibáñez
Las rojas de Sagués Oskoz persiguen a Rober Ibáñez

Compartir
Artículo anterior¿Se acuerdan de… Aitor Huegun?