Con motivo del encuentro entre Alemania y Suiza, Toni Kroos concedió una entrevista al medio Blick, en la que repasa aspectos como su pasión por el tenis (por Roger Federer, sobretodo), su familia y su carrera futbolística.

Preguntado por su carácter atípico (“Un alemán típico se hubiera quedado en su zona de confort, en el Bayern, pero se mudó y se convirtió en una estrella mundial”), para el centrocampista germano, su llegada al Madrid en 2014, fue algo espontáneo: “Honestamente, no me veía saliendo al extranjero. Pero no pudimos llegar a un acuerdo con el Bayern en 2014, y luego llegó el Real. Tuve la suerte de llegar al Madrid como reciente campeón del mundo. De esa manera, los compañeros sabían que no venía ningún matado. Pero el hecho de haber estado aquí durante seis años y haber ganado la Champions League tres veces seguidas fue más de lo que esperaba”.

También explica su relación con Zidane, al que valora notablemente: “Ayuda que él mismo fuera un gran jugador. Sabe exactamente lo que nos motiva y lo que es ser jugador del Real Madrid, y aplica este conocimiento de una manera excelente. También es increíblemente bueno en la gestión de este grupo de estrellas. Conoce a todos los jugadores, los une al grupo y tiene todo lo que rodea al Real bajo control. También es muy bueno técnicamente. Es el mejor entrenador que podría pedir”.

Otro de los temas de los que Kroos opina es sobre una hipotética llegada de Messi al Real Madrid. Preguntado por si al Madrid querría al argentino, Toni es directo: “No lo creo (dice entre risas). No creo que esté dispuesto a que venga. Pero probablemente sea mutuo, que él no quiera venir al Madrid. Por eso creo que no pueda suceder (una posible llegada del argentino al club blanco).

Kroos repasó su llegada a España, explicando que lo que más le costó fue aprender el idioma: “Hay que diferenciar entre lo deportivo y lo privado. El tema deportivo fue muy rápido porque los compañeros me recibieron de manera muy abierta y pude respaldarlo rápidamente con rendimiento. En cuanto al idioma, tuve la suerte de que el entrenador Carlo Ancelotti y algunos jugadores como Gareth Bale y Cristiano Ronaldo hablaran inglés. Aprender el idioma no fue tan fácil. Incluso tengo que admitir que no estaba muy motivado. Y además, sólo quería hablarlo cuando pudiera hacerlo razonablemente bien. No hablé con regularidad hasta el segundo o tercer año. Mi esposa también necesitó un poco de tiempo para habituarse”.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
“Llegué al Madrid como campeón del mundo, no era un matado”
“Llegué al Madrid como campeón del mundo, no era un matado”