Una gran parte del valencianismo se muestra partidario del cese de Marcelino tras la derrota de El Molinón. Estos son sus motivos.

Las redes sociales echan humo desde anoche tras la derrota del Valencia ante el Sporting de Gijón, en Copa del Rey. No son todos los que piden la destitución de Marcelino, aunque sí la gran mayoría. Estos son algunos de los argumentos que esgrimen los partidarios de que el técnico no siga al frente del equipo. De momento sigue en el cargo, a la espera de las explicaciones de Mateu Alemany, en la rueda de prensa de mañana.

1. Los resultados

Lo más obvio. El Valencia sólo ha ganado cuatro partidos en Liga esta temporada y ocupa la posición 12, a 9 puntos del cuarto, el objetivo marcado a principios de temporada. En Champions ha quedado eliminado en la primera fase y en Copa, tras pasar contra el Ebro, anoche cayó contra un equipo de Segunda División, el Sporting, que además jugó con los menos habituales.

2. Imagen de grupo endeble y pérdida de confianza

A pesar de que el Valencia suele salir con la intención de dominar el juego, consiguiéndolo muchas veces, la sensación es que el grupo se diluye al más mínimo contratiempo. Una vez recibe un gol, el equipo se vuelve timorato y pierde el control de los partidos. El nerviosismo y la desconfianza se apodera de los futbolistas que encadenan bastante tiempo sin levantar cabeza.

3. 3. Falta de reacción

En los momentos en los que el Valencia se siente superado, los detractores de Marcelino echan en falta un golpe de timón que enderece la nave valencianista, durante los partidos. Se le achaca cierta pasividad a la hora de tomar decisiones para cambiar el ritmo de los encuentros y que el grupo ya no tiene confianza en sus directrices.

4. Fragilidad defensiva

Pese a que el Valencia es uno de los equipos menos goleados de LaLiga, en los últimos encuentros, el equipo ha evidencia una inseguridad defensiva alarmante, sobre todo en los centros laterales y en la defensa del balón parado. Así llegaron los goles del Alavés y del Sporting que han hecho saltar todas las alarmas en Mestalla.

5. Equipo hecho a su medida

Otra de las losas que pesan sobre las espaldas de Marcelino es que el club le trajo, en verano, a todos los refuerzos que solicitó. El club hizo un esfuerzo por contratar a los futbolistas del agrado de Marcelino y a ninguno de ellos le ha sacado rendimiento. De hecho, ayer, tras el partido contra el Sporting, ya declaró que se había “acabado la paciencia” para algunos (Batshuayi) y solicitó refuerzos “para la zona de ataque”.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Los cinco motivos que esgrimen los detractores de Marcelino
Los cinco motivos que esgrimen los detractores de Marcelino