Hace cuatro meses que Manuel Pellegrini aterrizó en el Betis como principal arma para solventar los problemas de la pasada temporada. Fue el gran fichaje para dotar de esperanza al equipo verdiblanco y tras nueve jornadas de Liga el balance deja muchos altibajos en Heliópolis: el técnico encontró cierta fiabilidad ante los rivales más pequeños y se estrelló ante los grandes bajo un vendaval de defectos que ya se asomaban en los últimos años. Nueve citas sin empates. Sólo cara y cruz bajo la certeza de que el silencioso objetivo de alcanzar Europa se verá envuelto en dificultades si el chileno no encuentra pronto las bases para solucionar el gran déficit defensivo que presenta de nuevo este equipo.

El club apostó por Pellegrini con una clara finalidad: sacar más provecho a un plantel que se consideró de mucho más potencial que el demostrado el pasado curso bajo las órdenes de Rubi. Tras nueve citas, las incógnitas siguen en el aire sobre si el chileno será capaz de elevar las prestaciones de esta plantilla. El equipo verdiblanco es el conjunto más goleado de Primera (17 goles en contra) y sólo vislumbró mejoría en su carácter competitivo de los cuatro triunfos sumados. Los jugadores insistieron sobre la necesidad de tener la palabra ganar en la cabeza al tiempo que cruzan los dedos para que el calendario venidero pueda confirmar que las contadas buenas sensaciones pueden imponerse a las nefastas.

Los cuatro meses de Pellegrini también reflejaron el escaso peso de la dirección deportiva sobre el césped a nivel de fichajes. Sólo Claudio Bravo tiene protagonismo y el técnico tiró de refuerzos secundarios para dar más consistencia a su bloque. El caso de Sanabria es el más significativo, mientras que su cuestionada defensa no varía en piezas respecto a la que hizo aguas demasiadas veces en los últimos cursos. Tiene tareas por delante Pellegrini. Las medias tintas nunca estuvieron presentes en la carrera del técnico y por ello en el club confían en que el proyecto se agarre aún a la zona alta de la clasificación bajo la batuta experimentada de su técnico.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Los cuatro meses de Manuel Pellegrini a ritmo de altibajos
Los cuatro meses de Manuel Pellegrini a ritmo de altibajos