Gracia, en una de sus tres escuetas respuestas en sala de prensa tras la derrota contra el Real Madrid, dijo: “Ha sido un paso atrás en nuestra trayectoria”. Las estadísticas, además de las sensaciones, ratifican que el Valencia jugó en Valdebebas su peor partido de la temporada. Quizás solo equiparable al del Sevilla en Copa, aunque con diferencias en una y otra alineación. El Valencia hizo la del cangrejo por actitud y planteamiento.

Solo un remate a portería

Maxi Gómez fue el único que obligó a intervenir a Courtois en los 90 minutos de partidos. Es el peor registro del Valencia de Gracia en cuanto a disparos a portería. Todo sea dicho, tampoco el Valencia es un equipo con registros mayúsculos en lo que a remates entre palos se refiere, aunque al menos en todas las jornadas disputadas en 2021 había marcado un gol por partido. En cinco partidos de la era Gracia el equipo sólo remató dos veces entre palos y en dos de ellos se quedó sin ver puerta: Betis y Atlético, ambos en Mestalla.

Ni un solo pase en profundidad

El Valencia no pilló en ninguna acción la espalda a la defensa del Real Madrid. Los jugadores de Gracia no realizaron en 90 minutos ni un solo pase en profundidad. “Apenas hemos dado tres pases seguidos”, comentó un resignado Gayà a la conclusión del encuentro. Y tenía toda la razón. El Valencia solo fue capaz de hilvanar en dos ocasiones en todo el encuentro ocho pases seguidos y ambas acciones transcurrieron en su propio campo. Solo hay que atender al nombre del jugador blanquinegro que más pases realizó (63) y recibió (53): Gabriel Paulista.

Zona media de recuperaciones: 25,7 metros

Apuntó Gracia que el planteamiento que trabajó durante la semana era !ser agresivos y presionar en campo contrario!. Pues sus jugadores no le entendieron o no se supo explicar. El Valencia solo recuperó en todo el partido 5 balones en campo del Real Madrid. Algo lógico viendo la media en metros (datos Opta) de las 58 recuperaciones que realizó el equipo contra los de Zidane: 25,7 metros. Tomando como referencia el dato de la última visita al Atlético de Madrid, se ve la diferencia pese a que también se salgó el partido con derrota: 38,4 metros, 12 balones recuperados en campo rojiblanco.

Intensidad en la presión

“No es la primera vez que no pasa”, enfatizó Gayà a la conclusión del partido. El partido del Valencia, por la intensidad y actitud con la que saltó el equipo al campo, recordó a la que ya mostró contra el Huesca, Betis, Elche o Alavés, una puesta en escena de la que el Valencia parecía haber pasado página. Pero en Madrid, volvieron a “no estar a la altura”.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Los datos ratifican que el Valencia hizo la del cangrejo
Los datos ratifican que el Valencia hizo la del cangrejo