Lo dijo Raúl de Tomás, que achacó la derrota ante el Girona a que el equipo había dado un paso atrás, y luego Vicente Moreno, quien señaló la falta de eficacia para hacer el 2-0 y sentenciar el encuentro. Dos síntomas que van de la mano, pero que también atestiguan la falta de determinación en ataque si la dupla Adrián Embarba o RdT no interviene. Los números así lo desvelan y también las sensaciones en el campo: solamente Nico Melamed resolvió un encuentro desde el banquillo ante el Sabadell (0-1).

RdT lleva 24 lanzamientos a portería y ha anotado ocho goles, un 33% de acierto. Un dato altísimo, por delante de Adrián Embarba, quien acumula cinco tantos en 21 lanzamientos, lo que supone un 24%. Todo lo que llega por detrás apenas alcanza el 12%, por lo que esta segunda línea de ataque, la que se encarga en muchos encuentros de salir desde el banquillo para aprovechar los espacios, es la que debe dar ese paso al frente.

Wu Lei, lesionado durante cuatro jornadas y suplente las cuatro últimas, suma un tanto de nueve remates. Eso se traduce en un 11% de efectividad. Matías Vargas solo ha lanzado tres veces a portería, más centrado en asistir y en ordenar su juego, mientras que Víctor Campuzano, sin apenas minutos, no ha podido rematar. Nico Melamed lleva un gol en dos remates, con un 50%de efectividad, y es el único futbolista que rompe esta estadísticas, aunque su poca participación lo convierte en un dato más excepcional.

El caso más paradigmático es el de Javi Puado. El canterano, que cuenta con la confianza de Vicente Moreno, reúne unas habilidades innatas para generar espacios, asociarse y crear peligro cada vez que juega, da igual si parte desde la mediapunta o desde el costado izquierdo, pero está reñido con el gol. Ha dispuesto de 16 remates y solamente fue capaz de anotar uno de ellos, por lo que porcentaje de acierto se reduce al 6%.

El extremo dispuso de dos ocasiones ante el Girona que desbarató el meta Juan Carlos. Puado, que vive su tercera temporada con el primer equipo, anotó cinco tantos el curso pasado con el Zaragoza en poco más de una vuelta. Internacional Sub-21, con una gran proyección, espera pulir ese aspecto. El Espanyol necesita que esa tercera pieza de su puzzle ofensivo sea igual de resolutivo.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Los goles pendientes de la segunda línea de ataque
Los goles pendientes de la segunda línea de ataque