El Madrid tiene un problema en Marcelo. El estado de forma del brasileño, relegado a la suplencia de manera clara por Mendy es alarmante. Y los números le señalan más que nunca. En esta segunda etapa de Zidane, el equipo blanco perdió en Liga ocho partidos de los 26 en los que fue titular Marcelo, pero el dato es mucho más relevante cuando no estuvo en el once inicial: el Madrid nunca perdió. El equipo se resiente con el veterano ’12’ blanco… La última vez, en este histórico 0-1 ante el Cádiz que eleva el nivel de pánico a una semana del Clásico.

Las cifras le señalan, pero no hay nada más gráfico que las propias imágenes. El gol del Cádiz empezó en una más que pasiva, siendo generosos, presión del brasileño. Dejó iniciar la jugada cadista con suma facilidad.

El gol fue sólo el desenlace, los síntomas de que la banda de Marcelo iba a ser un chollo para Salvi y el Cádiz se vio desde el minuto 2. La primera ocasión clarísima amarilla, donde Ramos saca un gol de Negredo bajo palos, se inicia en la enésima desatención defensiva del zurdo carioca. No sería la única. El segundo aviso de Negredo, en el 12′, vuelve a repetirse el patrón. Ramos tiene que salir de su zona para intentar achicar otro disparate defensivo de Marcelo. En ninguna de las dos jugadas aparece siquiera en el plano de televisión…

Hubo más números que cuestionan el rendimiento de Marcelo. Perdió 18 balones, el que más del Madrid ante el equipo de Cervera. Es una tendencia in crescendo. La temporada pasada encadenó 26 pérdidas el 6 de febrero (Real Sociedad) con 27 pérdidas sólo diez días más tarde contra el Celta. Al volver del confinamiento, Mendy se adueñó del todo del lateral izquierdo.

Marcelo se está volviendo frágil físicamente (acumula diez lesiones desde la 2018-19) y sigue en el Real Madrid sólo porque la pandemia hizo contraerse el mercado futbolístico veraniego. Como informó AS el mes pasado, estaba por la labor de irse pero su altísimo sueldo con 32 años frenó en seco a Inter y Juventus. Durante el Real Madrid-Cádiz, Antonio Romero informó en Carrusel Deportivo que el lateral tuvo pie y medio en la Vecchia Signora pero también frenó la operación el hecho de que la Juve ofreció como moneda de cambio a Douglas Costa y el Madrid no estaba interesado en el trueque. El segundo capitán, una leyenda viva del Madrid, es una situación alarmante en un club blanco que ha dejado salir este verano a Reguilón y Achraf y donde Zidane aún no se atreve a darle la alternativa al castillista Miguel Gutiérrez, el tres más deseado de La Fábrica de los últimos años…


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Los números retratan a Marcelo
Los números retratan a Marcelo

Compartir
Artículo anteriorLa gasolina de Messi