Después de una semana de que se iniciara la recogida de firmas para impulsar un voto de censura contra la junta del Barcelona que preside Josep Maria Bartomeu, los organizadores de la misma aseguraron que llevan recogidas 7.500. Esta cifra supone un 45 % de las necesarias, que deberán ser 16.500 que deben de entregarse en la sede del club el próximo día 17.

Así pues, les quedan diez días para alcanzar esa cifra, aunque para ir tranquilos deberían sobrepasarla, porque la experiencia dicta que en estos casos hay muchas firmas, casi un 30 por ciento, que se rechazan por diversos defectos de forma.

A lo largo de la mañana está previsto que los portavoces de los organizadores de la moción ofrezcan una rueda de prensa para dar más detalles de la recogida de firmas. Si bien 7.500 firmas es una cifra respetable, parece complicado que puedan conseguir su objetivo pese al esfuerzo de los organizadores.

El hecho de recoger las firmas en un contexto de pandemia en el que no hay partidos en el estadio ni en el Palau Blaugrana y en el que no están permitidas las grandes concentraciones ciudadanas afecta mucho al proceso.

Hace una semana el contador empezó a contar cuando Jordi Farré, que también ha expresado su intención de concurrir a las elecciones a la presidencia en los comicios que se deben de convocar de acuerdo con los estatutos del club a partir de marzo, se presentó en las oficinas para interponer esta medida.

Además de Jordi Farré, la moción se articula en torno al colectivo agrupado bajo el lema “Més que una moció” que une a los grupos Cor Blaugrana, Manifest Blaugrana, Compromissaris FCB, Dignitat Blaugrana, Seguiment FCB, La Resistència de Palau, #Noiestwitterbarça y El Senyor Ramon, además de contar con el apoyo de los precandidatos Víctor Font y Lluís Fernánez Alà.

Joan Laporta sólo dio su firma a la iniciativa pero se mantiene al margen de la organización de la regogida de firmas.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Los organizadores de la moción llevan 7.500 firmas
Los organizadores de la moción llevan 7.500 firmas