Bonita manera de celebrar su cumpleaños, llegando a los 50 partidos en el club.

Estoy muy contento. Son bastantes partidos en solo un año y medio aquí y es un número que refleja el trabajo que he realizado desde que he llegado y espero seguir así.

¿Se queda con alguno de esos 50 partidos de manera especial?

Me quedo con todos porque al final siempre te ayudan a seguir mejorando. En algunos he estado mejor, en otros peor, pero todos suman minutos y al final es lo que cuenta.

Sé que no es su fuerte, pero le está faltando el gol…

Nunca ha sido de meter goles, pero la verdad que tengo muchas ganas. Siempre lo hablo con mi madre de ello. Tengo muchísimas ganas de dedicárselo a ella y a mis abuelos porque sin ellos no estaría aquí porque son los que me han podido llevar a los entrenamientos, a prepararme la merienda y al final quiero demostrarle ese cariño delante de todo el mundo. Se me resiste, pero espero meter un gol con el Tenerife.

Ya se siente un chicharrero más, ¿verdad?

Me siento muy cómodo aquí. La gente de Andalucía en ese sentido es muy parecida a la de aquí porque somos muy dicharacheros y estamos con el cachondeo. Es una de las cosas por las que me siento muy a gusto.

¿Qué tal se encuentra tras esa lesión de rodilla que le dejó fuera mes y medio?

Me encuentro muy bien, pero en algunos gestos me quedo medio cojo unos 20 segundos, pero es normal tras un esguince de segundo grado en el ligamento interno. He hablado con compañeros que les pasó lo mismo y me han dicho que durante dos o tres meses voy a sentir ese dolor.

¿Fue su lesión más grave?

Es la primera, aunque dentro de lo que cabe no ha sido lo peor porque después de ver las imágenes de la lesión podría haberme partido la pierna entera. Al final no ha sido mucho y en dos o tres meses se me habrá ido todo.

Volviendo al presente, cómo ha cambiado la dinámica del equipo en tres semanas.

Al final, el fútbol es un ascensor. Siempre digo que antes no éramos tan malos ni ahora tan buenos. Tenemos que seguir en nuestra línea. Es verdad que nos encontramos mucho mejor, que el equipo está con más ánimos, pero tenemos que tener los pies en el suelo, seguir así.

Los últimos dos rivales han sido de la zona alta, pero el que llega ahora está en descenso. ¿Son más peligrosos los de abajo que los de arriba?

En Segunda cualquiera te puede ganar. Jugamos contra el Nàstic y la gente pensaba que sería fácil y por supuesto no lo fue. No hace mucho, el Reus le ha ganado al Málaga 0-3 y nadie lo pensaba. Esto es la Segunda. Tenemos que respetar a todos.

Vaya faena la que está viviendo el Reus, ¿no?

Es difícil cuando te quedas tantos meses sin cobrar. Yo lo viví en Tercera, donde me pegué cinco meses sin cobrar. En Segunda tienes una trayectoria y ya tienes algo ahorrado, pero a mí me pasó en Jaén, era la primera vez que me iba de casa y no tenía dinero ahorrado… Le damos el apoyo.

Las Palmas está cada vez más cerca cuando, por presupuesto, estaban tan alejados.

No miramos a ningún rival, pero estamos cerca. Lo que tenemos que hacer es alejarnos lo antes posible de la zona de abajo y ya luego se verá.

¿Hay tiempo aún para engancharse?

Tiempo hay, pero tenemos que alejarnos de abajo. Hay que sumar los tres puntos esta semana y todos los que les saquemos a los de abajo, mejor.

Y el Heliodoro otra vez empieza a repoblarse…

La afición siempre nos ha apoyado. También se ha quejado, porque es lo más normal del mundo, pero es verdad que cuando el equipo se nota mejor, el ambiente es diferente.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Luis Pérez: “Ni éramos tan malos, ni somos tan buenos”
Luis Pérez: “Ni éramos tan malos, ni somos tan buenos”