Málaga y Oviedo se vuelven a ver las caras (sigue el partido en directo en AS.com) tres días después del duelo de Copa resuelto a favor de los malagueños con un gol de Pablo Chavarría a los 118′, recta final de la prórroga. La realidad de la Liga es diferente y estos dos equipos, que andan por la zona media, se dejan el lomo para no descuidarse y meterse en problemas.

Alexander González, el primer y (seguramente) único fichaje invernal blanquiazul, se puede a estrenar en competición doméstica tras haberlo hecho en el torneo del KO aguantando un agotador tiempo suplementario. Sergio Pellicer volverá a efectuar variaciones. En la portería lo normal es que salga Dani Barrio porque Juan Soriano, que estaba destinado a ocupar el puesto en base a esta no escrita rotación binaria-par implementada por el técnico, se dio un golpe en su rodilla derecha. Nada grave. No le descarta para jugar. Pero el técnico de Nules suele ser prudente.

Además, Pablo Chavarría puede volver a liderar el ataque desde el principio tras su periodo de ausencia por lesión. El Málaga necesita pólvora porque lleva cuatro jornadas sin ganar y sumado solo dos puntos de 12. El equipo se encuentra ocho puntos por encima del descenso. Pero no se puede descuidar. No debería…

El Oviedo, mejor fuera

El Oviedo llega a la cita tratando de recuperarse del mazazo copero y centrando sus esfuerzos en la Liga, donde quiere escalar posiciones para afrontar la segunda vuelta con un objetivo ambicioso en su cabeza: merodear los puestos de play-off de ascenso, asignatura pendiente tras una primera vuelta en la que el equipo atravesó algunos problemas en su fase inicial. A los azules les avalan sus números fuera de casa, donde tiene un mejor promedio que en el Tartiere.

Para la cita, Ziganda recupera algunos puntales que descansaron en la Copa. El nombre de Blanco Leschuk es el más importante, en el regreso a la que fue su casa donde, por cierto, dejó un gran sabor de boca. Junto a él, Christian y Nieto vuelven a la lista para darle más empaque a la defensa. Los cambios más importantes se sitúan en el foco ofensivo, con Rodri, previsiblemente, acompañando a Leschuk en un dibujo que busca mayor presencia en el área rival.

Ases a seguir

Málaga. Chavarría. Sergio Pellicer le puede dar continuidad tras su reaparición en Copa con gol decisivo.

Real Oviedo. Nahuel. Es el jugador llamado a marcar diferencias y recupera la titularidad tras el descanso en la cita copera.

Los detalles del partido

En ataque. El Málaga necesita afinar la puntería porque anotar un gol le sigue costando un mundo.

El regreso del Tiburón. Con Leschuk, Ziganda no solo gana gol, también poderío en los balones aéreos.

Los laterales. Queda por ver si Sergio Pellicer vuelve a situar al venezolano Alexander tras su buen estreno en la Copa.

Dos delanteros. Las ausencias en ataque, Borja en este caso, hacen que Ziganda se abrace al 4-4-2 como sistema.

Climatología En Málaga no nieva desde 1954. Pero llueve desde hace tres días y no se espera un cambio de tendencia. Mucha humedad y unos 12 grados de temperatura.

Rincón estadístico

Peor en casa. El Málaga solo ha ganado dos de sus nueve partidos disputados en La Rosaleda. Los blanquiazules sufren demasiado en casa.

Mejor fuera. El Oviedo promedia 1,33 puntos a domicilio mientras que en su campo, con problemas, el saldo es de 1,27 puntos por choque.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Málaga-Oviedo capítulo II: el regreso de Blanco Leschuk
Málaga-Oviedo capítulo II: el regreso de Blanco Leschuk