La vuelta de tuerca que prepara Míchel para recibir al Real Betis pasa por reforzar a su equipo en defensa. El preparador vallecano probó con cinco atrás ante el Barcelona, y los azulgranas llegaron con opciones de puntuar hasta el final del encuentro. Un sistema con tres centrales que parece haber llegado para quedarse, con Pulido, Insua y Siovas en la zaga. Para reforzar la idea, el técnico espera recuperar a Pablo Maffeo, que está recuperándose de una lesión muscular, para el costado derecho y con Galán para el izquierdo, para que puedan actuar como carrileros. El dibujo del equipo altoaragonés puede sufrir otra novedad dependiendo del estado de Sandro Ramírez.

El punta canario acumula dos lesiones musculares de forma consecutiva y Míchel espera poder contar con él para su particular final por el puesto de entrenador del Huesca, que tiene este lunes ante el Betis. El delantero de Las Palmas de Gran Canaria fue clave los partidos que estuvo disponible y podría formar un tridente con Ontiveros y Rafa Mir. El técnico estará atento al último entrenamiento que realizarán los oscenses este domingo en el Pirámide para ver si puede contar con sus dos jugadores lesionados. El entrenamiento del sábado tuvo que realizarse en las instalaciones del Club Baloncesto Peñas, equipo de la LEB Oro. Los azulgranas utilizaron sus canchas para completar una suave sesión sin tener que soportar el frío y la nieve que había caído en los campos de entrenamiento.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Míchel medita jugar con cinco atrás ante el Betis
Míchel medita jugar con cinco atrás ante el Betis