EI Girona y el Valencia presentan esta tarde, en Montilivi, sus estados de felicidad (sigue el partido en directo en As.com). Ambos conjuntos han superado ya la crisis de resultados y están subidos en un ascensor que sólo mira hacia arriba. Los rojiblancos buscan, además de continuar despegándose del descenso y superar la zona tibia de la tabla, hacer las paces con su afición tras siete encuentros seguidos en Liga sin ganar en casa. Los de Marcelino tienen un objetivo aún más goloso y de ahí que tratarán de sumar tres puntos que les catapulten hacia los puestos europeos.

Eusebio recupera para este encuentro a dos piezas clave, Bono y Juanpe, y parece que su equipo va en velocidad de crucero. Pese a las bajas, responde y se espera que la ausencia del lesionado Douglas Luiz (cayó en la Supercopa de Catalunya ante el Barça) apenas se note. El sistema 4-1-4-1 es inamovible porque han encontrado la felicidad y los puntos con él, y de ahí que Pere Pons será ese nexo conector entre la defensa y la medular. Tras haber cosechado siete puntos de los últimos nueve, el conjunto rojiblanco está para que no se toquen demasiado sus piezas y, por ello, Portu (canterano valencianista) seguirá en la banda derecha, Borja García en la izquierda y Stuani en ataque. Son intocables y vitales para poder acabar con los tres duelos seguidos en casa sin gol y llevar a la práctica la idea de hacer un encuentro con ritmo e intenso, pero repleto de paciencia para poder hacer mella en el entramado defensivo del Valencia.

Marcelino asusta en Girona y es que, pese a que en la primera vuelta les sorprendió (0-1), la confianza y el juego desplegado por los jugadores valencianistas es otro. Además, tiene a Rodrigo en plan estelar. Todo por ir a Europa.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Montilivi es un trampolín para poder soñar con ir a Europa
Montilivi es un trampolín para poder soñar con ir a Europa