Muniain es el capitán del Athletic y el que levantaría la Supercopa si los leones dan un zarpazo en Andalucía. Ya tiene una, la de 2015, aunque no pudo jugarla por lesión, y sueña con la gesta. Lo primero, se centra en el Madrid. Espera que estén “intensos y con ritmo”, y no trata de quitar hierro y presión a la semifinal, al contrario, considera que es un partido “importantísimo”.

¿Cómo han sido estos días con el aplazamiento del partido ante el Atleti?

Ha habido cosas positivas, hemos tenido más días para trabajar con el nuevo míster, para implantar sus ideas con el equipo. Nos ha venido bien para trabajar aspectos que él quiere de cara a mañana.

¿Les vale con mostrar avances con esa nueva idea o van a por el título? Algunos restan importancia a este trofeo…

Es importantísimo para todos. Con el formato nuevo, nos hemos juntado cuatro equipos muy competitivos. Son unas semifinales bonitas, ojalá hagamos bien las cosas y podamos disfrutar el domingo de la final. Venimos con toda la ambición del mundo, vamos a empezar por el partido del Madrid e ir viendo luego lo siguiente.

¿Cuál es el mayor peligro del Madrid?

El que todos conocemos. No vamos a descubrir nada, es muy poderoso en todas sus líneas, y en el banquillo cuenta con una grandísima calidad para resolver partidos. Vamos a intentar hacer lo que hemos trabajado, siendo un equipo organizado en defensa, intenso, con ritmo. Y cuando tengamos la pelota, tratando de mover de un lado a otro para que se generen huecos, y luego ser cuidadosos cuando ataquemos, porque son jugadores con una capacidad de resolver altísima y va a ser muy disputado. Ojalá podamos salir beneficiados de este choque

En la final de 2015 no pudo participar, por estar recuperándose de la lesión de rodilla.

En aquella final estaba de recuperación de la lesión de rodilla, ahora me toca poder vivirla de otra manera y estoy con muchas ganas, como todo el equipo. Es algo que ilusiona mucho, poder disfrutar un título y de esta manera. La gente está muy concentrada, afrontamos el partido con muchas garantías de poder ganar. La exigencia es máxima, pero veo al equipo capacitado para poder hacer este esfuerzo y sacar algo favorable.

Nadie daba un duro por el Athletic en 2015, como ahora.

Con el otro formato, nos tocó contra un Barça que atravesaba un gran momento. Iba camino de todos los títulos. Recuerdo sacar un resultado amplio, que nos permitió rematarlo en el Camp Nou. Estamos ante los equipos más potentes del mundo, la dificultad es grande. Venimos a ganar como siempre, somos un club grande históricamente y siempre tratamos de demostrarlo.

¿Si tuviera que tachar a uno del Madrid, por contagio o lo que sea, quién diría?

No deseamos eso a nadie. Ya sabes la respuesta, todos los que tiene el Madrid son top, queremos que estén todos, porque nos gustan los retos, ponernos a prueba, los desafíos. Y este es uno grande para intentar conseguir cosas bonitas.

Tiene un tatuaje de la Supercopa de 2015 ¿Ha elegido un sitio por si se hace otro?

Vamos a empezar por mañana y luego seguir viendo cómo transcurre todo.

Con el nuevo sistema será difícil verle de mediapunta.

He tenido la posibilidad de hablar de fútbol con el míster estos días. Contra el Barça jugué de interior izquierdo, una posición donde he actuado cientos de partidos y en la que me encuentro muy cómodo. El míster me pide que me involucre en el juego y tenga libertad para coger el juego y me asocie en situaciones en las que puedo generar peligro. Me encontré cómodo, estoy satisfecho con lo que hice y espero seguir en esta línea.

Tendrán que minimizar errores individuales.

Somos conscientes de que en muchas ocasiones los errores individuales nos han costado partidos, por no estar juntos. Se pueden evitar esos errores de concentración. Nadie quiere fallar, pero a veces pasan estas cosas. Estamos trabajando otro tipo de conceptos con el nuevo míster que nos ayudan a ser más competitivos si cabe y somos muy optimistas de cara al futuro.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Muniain: “Venimos con toda la ambición del mundo”
Muniain: “Venimos con toda la ambición del mundo”