En Extremadura se conocieron y en Tenerife seguirán compartiendo vestuario. Nono (Badajoz, 1991) y Gio Zarfino (Montevideo, 1991) fueron presentados este miércoles oficialmente como futbolistas blanquiazules. El primero se comprometió por dos temporadas, mientras que el uruguayo llega cedido, pero con opción de compra al final de la campaña.

Nono, quien eligió el dorsal 9, explicó las razones por las que se decantó por venir a la Isla. “Es un club histórico y que está haciendo las cosas muy bien. Desde el momento en que Cordero se puso en contacto conmigo sentí esa confianza y no me lo pensé. Venir a un club como este es un orgullo”, reconoció.

Se trata de un futbolista que puede jugar por todo el frente de ataque, aunque es por la izquierda donde más se ha desenvuelto y rendido. Además, contó que físicamente se encuentra listo para debutar. “Tengo buenas sensaciones y quiero llegar al partido del sábado, estoy para lo que quiera el míster”.

Volverá a pisar Santo Domingo, donde fue local durante un par de campañas. “Sería un partido especial para mí. Estuve dos años allí y sería bonito, pero quiero conseguir los tres puntos y hacer mejores los tres logrados en casa el otro día. Estoy con muchas ganas e ilusión, y así se lo he dicho al míster”.

Zarfino, por su parte, dejó claro que no le gustan las comparaciones. “No me considero el sustituto de Luis Milla. Yo soy Gio Zarfino y vengo a hacer mi juego y a aportar mi granito de arena. Podré jugar bien o mal, pero lo nunca va a faltar dejar todo en la cancha que es lo que me caracteriza. Vengo para intentar quedarme y no quedarme solo un año como dice la cesión”, explicó con seguridad.

Admitió el uruguayo que le tentó el proyecto que le presentó Juan Carlos Cordero y enseguida contactó con los tinerfeños Airam Benito y Airam Cabrera para tener referencias. “Me hablaron muy bien del club y de la isla. Mi familia estará bien aquí y eso es lo principal”.

Por último, lamentó no haber salido mejor del Extremadura y relató cómo fue ese largo mes de espera mientras se solucionaba su situación. “Me hubiera gustado que fuera de otra manera. Que yo no hablara no quiere decir que no tuviera la razón, solo quería lo mejor para las partes y se pudo solucionar. Siempre lo tuve claro, lo que en algún momento dudé fue si el Tenerife aguantaría seguir esperando por mí”.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Nono y Zarfino vuelven a encontrarse
Nono y Zarfino vuelven a encontrarse