Con 39 años ¿qué queda de ‘La Lámpara’?

Poco. Apenas juego alguna vez con los veteranos de mi club, Atlético Progreso de Uruguay. Hemos hecho un equipo máster y cuando puedo, voy a correr un poco detrás del balón y recordar viejas épocas, que siempre es lindo y produce mucha melancolía.

Pero sigue vinculado al fútbol, precisamente como presidente del Atlético Progreso…

Sí, soy el presidente de la institución en la que me formé como persona y a la que tengo mucho aprecio. Estoy muy contento con mi labor actual: poder seguir vinculado al fútbol desde otro sector distinto al que desempeñé toda mi vida, pero le he cogido el punto y el gusto y estoy muy contento.

Difícil ese paso del césped a una labor más administrativa y de dirección…

Nunca me fue muy atractiva la cuestión de entrenar porque cuando estaba haciendo el curso de entrenador presentí que iba a ser más de lo mismo de lo que había vivido como jugador. Me interesaba vivir otro tipo de experiencias y dejar de ir a entrenar cada día, concentraciones y viajes. Me atrae más la parte de organización.

¿Sigue mucho al Real Valladolid?

No demasiado, pero sí veo partidos cuando puedo. Sé que están en un momento complicado de resultados, pero no creo que jueguen mal. Lo que les falta es algo más de contundencia y de lo que he visto, nunca dio una mala imagen. Creo que les falta fuerza en ataque que les hubiera hecho ganar más puntos.

Usted marcó el gol que derrotó al Madrid la última vez que el Real Valladolid ganó a los blancos. Gran recuerdo imagino…

Por supuesto que lo recuerdo. Son las cosas que quedan en la carrera. Lo que uno ha generado como futbolista y ser humano. Ese día lo recuerdo con mucho cariño. Cuando se ganan ese tipo de partidos y eres protagonista, quedan en la retina para siempre y más con el paso de los años… ya diez. Seguro que la gente aún se acuerda.

¿Cómo fue el gol?

Fue una jugada muy rápida, una contra de Pedro León, que hizo una gran jugada por la derecha y me puso una gran asistencia a la entrada del área: sólo tuve que controlar y tratar de ubicar el balón a un costado de Casillas. Por suerte, el balón entró y a la postre sirvió para ganar. Por una parte me da lástima que se siga recordando. Hubiera sido mejor para la gente de Valladolid que no se recordara tanto y que hubiera habido resultados positivos con los grandes más cercanos.

¿Qué le dice que aquel partido de la 2008-09 lo jugara Borja y que aún siga en activo?

Es el único superviviente del Valladolid. El problema es que Borja no cumple años. Los demás, sí (risas). Borja tiene la suerte de seguir siendo joven. Aunque está lesionado, ojalá que desde fuera pueda aportar su granito de arena y le ganen al Madrid, de nuevo, en Zorrilla.

¿Cómo se le gana al Real Madrid?

En aquel momento venían también mal, como ahora. Después de perder con nosotros aquella vez, despidieron a Schuster unas semanas después. También puede haber similitudes en eso. Para ganar tienes que hacer un partido redondo. Lo que más desearán los vallisoletanos es que el Madrid no despierte.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
“Ojalá que el Pucela le vuelva a ganar al Real Madrid en Zorrilla”
“Ojalá que el Pucela le vuelva a ganar al Real Madrid en Zorrilla”
{$inline_image}