Muy rotundo. Así ha sido el comunicado que ha emitido esta noche el Club Atlético Osasuna tras conocer la apertura de un expediente sancionador, por parte del Comité de Competición, al presidente del club, Luis Sabalza. El dirigente navarro realizó unas declaraciones el pasado 23 de diciembre en la rueda de prensa de renovación de Braulio Vázquez como director deportivo que llevó a la Federación a actuar.

El expediente se produce como resultado de la denuncia del director de Seguridad e Integridad de la Real Federación Española de Fútbol, Alfredo Lorenzo Mena, quien en su escrito acusa al presidente de la entidad rojilla de “atentar contra la labor del colectivo arbitral”.

Las declaraciones de Sabalza que recoge el comunicado de Osasuna fueron las siguientes:

– “Tampoco puedo permanecer callado ante las injusticias y con Osasuna se están cometiendo injusticias desde hace muchas semanas”.

– “No se están dirigiendo a nuestros jugadores con el debido respeto”.

– “Nos comunicaron una sanción 18 minutos antes de un partido, vulnerando nuestro derecho a defendernos y a recurrir a tiempo”.

– “Con la presencia del VAR para poder salir de cualquier duda, es incomprensible el castigo que estamos recibiendo”.

– “Tampoco puedo quedarme callado, ni quiero, cuando semana tras semanas los errores caen siempre hacia el mismo lado”.

– “Creo que merecemos más respeto del que estamos teniendo”.

En la argumentación de su denuncia, como así publica el club navarro, “el Sr. Lorenzo Mena afirma que de las declaraciones del Sr. Sabalza se infiere una clara manifestación contra la honradez e imparcialidad del colectivo arbitral“. Según la institución, el Sr. Lorenzo Mena concluye que “estas declaraciones, lejos de suponer una sana crítica a un ejercicio de la libertad de expresión, entrañan un claro atentado contra la labor del colectivo arbitral y contra los árbitros designados para los encuentros, ya que cuestionan la imparcialidad y la honradez”.

El comunicado del conjunto pamplonés continúa y desgrana en ocho puntos su desacuerdo con esta denuncia:

“1. En sus seis años como presidente de la entidad, Luis Sabalza siempre ha respetado la labor del colectivo arbitral aun cuando determinados errores han perjudicado las aspiraciones deportivas de Osasuna.

2. Las declaraciones realizadas por el presidente el pasado día 23 de diciembre en ningún caso atentan contra la honradez y la imparcialidad de los colegiados, sino que ponen de manifiesto una serie de errores que han perjudicado gravemente al equipo en la presente temporada. En ningún momento el presidente entró a valorar la intencionalidad de dichos errores.

3. Sorprende que en la denuncia se destaquen afirmaciones de Luis Sabalza tales como “no vieron” o “los errores siempre caen del mismo lado”. Es evidente que si el presidente habla de que los colegiados que están sobre el terreno de juego y en la sala VOR “no vieron” una determinada acción en ningún caso se pone en tela de juicio la honradez de los mismos, sino que pone el acento en una equivocación que en este caso perjudica a Osasuna. Las declaraciones no pueden tener otra interpretación cuando es el propio presidente quien califica dichas decisiones arbitrales como “errores”.

4. Resulta incomprensible que en la denuncia se censure la crítica de Luis Sabalza al Comité de Competición por comunicar la sanción al futbolista Aridane 18 minutos antes de comenzar el encuentro Elche-Osasuna. Dicha comunicación, conocida durante el calentamiento del equipo en el Martínez Valero, dejó al club sin la posibilidad de presentar un recurso al Comité de Apelación antes del partido y por lo tanto vulneró su derecho a la legítima defensa. Es inaceptable que en una competición de alto nivel el comité que tiene que imponer las sanciones se reúna minutos antes de comenzar una jornada. De igual modo, no resulta comprensible que dichas reuniones se celebren sin que los clubes implicados conozcan con certeza cuándo tienen lugar. Es responsabilidad de la Real Federación Española de Fútbol dotar de transparencia a este organismo y obligación de los clubes exigir a su federación que funcione con mayor eficiencia sin que eso merezca ser objeto de sanción.

5. La denuncia también censura las palabras del presidente del Club Atlético Osasuna en las que protesta porque “en muchas ocasiones, no se están dirigiendo a nuestros jugadores con el debido respeto”. En su conclusión el Sr. Lorenzo Mena critica que el presidente no aportase “quién, cuándo ni de qué manera se ha producido esa presunta falta de respeto”. Las palabras del presidente del club recogen el sentir de la plantilla y el cuerpo técnico. No obstante, atendiendo a la petición del Sr. Lorenzo Mena, es preciso señalar que, por ejemplo, en la jornada 14, en el Osasuna-Villarreal, el colegiado del encuentro, el Sr. Figueroa Vázquez, se dirigió al banquillo de Osasuna diciendo “voy a expulsar a alguien, aunque me equivoque”. Es evidente que este club respeta el error arbitral, pero no puede tolerar que un colegiado amenace, precisamente, con equivocarse.

6. El expediente abierto por el Comité de Competición, en la línea con las sanciones que en los últimos tiempos están recibiendo jugadores y entrenadores de otros clubes, persiguen, a juicio del Club Atlético Osasuna, amordazar a los clubes, limitando así su derecho a la crítica bajo la amenaza de ser sancionados. En un mundo como el del fútbol, donde presidentes, entrenadores y jugadores están permanentemente sometidos a debate, resulta incomprensible que la RFEF pretenda eliminar cualquier atisbo de crítica instaurando entre los profesionales del fútbol el temor a ejercer su libertad de expresión.

7. En la rueda de prensa objeto del expediente, el presidente del club dedicó gran parte de su discurso a destacar que la situación en la que se encuentra el equipo es producto, en gran parte, de errores propios. No obstante, es evidente que Osasuna ha sido gravemente perjudicado por una serie de errores arbitrales que se han producido antes y después de la citada comparecencia. Del mismo modo que el club, sus jugadores y sus técnicos realizan una constante autocrítica de su trabajo, se entiende que esta autocrítica también debería realizarse en otros estamentos como el colectivo arbitral. No resulta suficiente que el Comité Técnico de Árbitros presuma de transparencia reconociendo errores sin desvelar “quién, cuándo ni de qué manera se han producido”. Parece difícil que esa autocrítica necesaria para mejorar pueda llevarse a cabo cuando el colectivo criticado (Comité Técnico de Árbitros), el colectivo denunciante (Director de Seguridad e Integridad) y el colectivo sancionador (Comité de Competición y Comité de Apelación) forman parte del mismo organismo (RFEF).

8. Los jugadores de la primera plantilla del Club Atlético Osasuna, su cuerpo técnico y los empleados de la entidad desean mostrar su total respaldo al presidente Luis Sabalza, víctima de una denuncia injusta cuyo único objetivo es provocar la autocensura entre los profesionales del fútbol”.

El entrenador del equipo navarro, Jagoba Arrasate, no se mordió la lengua en la previa de la segunda ronda de Copa del Rey ante el Olot y criticó a los árbitros por sus actuaciones ante el cuadro rojillo: “Parece que no puedes ni hablar ni dar tu opinión, nos quitan el derecho o la libertad de expresión, prácticamente. Toca seguir insistiendo y creo que cada día estamos mejor”. Osasuna ocupa el penúltimo lugar en LaLiga, con apenas 14 puntos, y se enfrenta al Real Madrid el día 9 de enero en casa.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Osasuna carga contra el Comité de Competición
Osasuna carga contra el Comité de Competición