Óscar Rodríguez sigue sacando partido a las oportunidades que Lopetegui le brinda en la Copa del Rey. Si en la anterior eliminatoria, ante el Ciudad de Lucena, fue clave abriendo el marcador y forzando un penalti que supuso la sentencia del partido, ante el Linares sacó al relucir uno de los principales motivos que llevaron al Sevilla a apostar por él el pasado verano: su golpeo a balón parado.

La primera parte fue un calvario para el Sevilla, que si bien no sufrió tampoco se sintió cómodo en ningún momento. El partido se iba a decidir por detalles y fue ahí cuando emergió la figura de Óscar. Nadie dudó que la falta que había forzado De Jong al borde del área en la última jugada de la primera parte era para el ex del Leganés. Ya había avisado a Razak con anterioridad pero desde mucho más lejos. Esta vez, el libre directo era un caramelito y Óscar lo puso en la escuadra justo antes de que el colegiado señalara el final de la primera parte.

De este modo, y aunque sólo se hayan jugado dos encuentros, Óscar es el pichichi del Sevilla en la competición y sigue llamando a la puerta de Lopetegui para que las oportunidades también lleguen en la Liga. “Estoy muy feliz con el gol, pero sobre todo por poder sumar minutos con el grupo y seguir ayudando al equipo“, afirmaba a la conclusión del partido.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Óscar sigue aprovechando sus oportunidades en la Copa
Óscar sigue aprovechando sus oportunidades en la Copa