Una vez el árbitro pitó el final del partido en La Cerámica, la grada donde estaban los aficionados del Valencia estalló de júbilo. Después de muchos minutos de sometimiento del Villarreal al Valencia, en los minutos de descuento Wass y Guedes prácticamente daban el pase a semifinales de Europa League para los ché.

Los cánticos habituales en la grada de la Curva Nord de Mestalla atronaban en un estadio amarillo semivacío. La pasión che inundaba esa jaula donde ubican a los aficionados visitantes en el estadio del Villarreal. Los futbolistas del Valencia se acercaban para agradecer a la afición que se hubieran desplazado hasta Vila-real y por el apoyo recibido hasta el último minuto

En ese momento, la afición che se acordaba del rival y entonaba un cántico que duele mucho a las hinchadas de los equipos que lo están pasando mal. “A Segunda oe, a Segunda oe…!”, dirigiéndose a los aficionados del Submarino que, cabizbajos, abandonaban el estadio. Fue entonces cuando Parejo y Gayà, que aún estaban en ese fondo, hicieron que su afición dejara de corear ese cántico. Con ambas manos agitadas, diciendo que no lo hicieran.

Dicho y hecho. Palabra de capitanes. La afición se calló y dejó de cantar ese cántico, hiriente para el rival. Ambos futbolistas tienen amigos en el Villarreal y saben que están en problemas. Estos cánticos, en estos momentos, duelen. Y por eso actuaron así. La afición siguió con su fiesta, eso sí. El himno regional sonó en La Cerámica. Incluso algunos seguidores amarillos se unieron.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Parejo y Gayà callaron los gritos de “¡A Segunda…!”
Parejo y Gayà callaron los gritos de “¡A Segunda…!”