La cantera como apuesta personal

Que Ángel Torres cambió la historia del Getafe ya lo sabe todo el mundo a estas alturas. Que cuando llegó a la presidencia una de sus prioridades fue levantar la cantera del club es menos conocido. Esa apuesta personal llevó al filial desde Preferente a Segunda B y a su juvenil A hasta División de Honor. Una vez puestas las bases es más fácil que el primer equipo se nutra de canteranos, aunque desde su ascenso a Primera División no han sido la norma habitual. Vigaray, hoy en el Zaragoza, fue el más llamativo hasta que apareció Hugo Duro, que sigue siendo el referente de los canteranos azulones aunque ahora golee para el Castilla.

Un juvenil potente y un filial con talento

Del primer juvenil azulón han surgido Patrick y Mamor, que ya han debutado con el primer equipo. Un equipo fuerte físicamente que nutrirá al filial el próximo año. El segundo equipo no está teniendo un buen año en Segunda B, pero ha hecho una apuesta importante por jugadores de calidad. A los órdenes de Emilio Ferreras están Alba, Nolan, Josete Miranda, Iglesias, Sabit o Moha Keita, jugadores que no desentonan cuando les ha tocado entrenar a las órdenes de Bordalás.

Pachón y los valores

Un mito del club como Sergio Pachón realiza una labor fundamental con la cantera. Además de hacer un seguimiento de sus jugadores y estar presente en las firmas de algunos de los futbolistas más prometedores, el héroe del primer ascenso lleva a cabo un trabajo impagable con jugadores y padres desde los más pequeños. Los valores del Getafe y del fútbol en general están por encima de las individualidades. La formación futbolística va unida a la humana y en todos los estamentos del club creen que este punto de vista ha supuesto un gran crecimiento.

John Patrick, el debutante más joven

El pasado 5 de diciembre pasó a la historia del club al convertirse en el jugador más joven en disputar un partido de Primera División. Fue en el campo del Levante y ya dejó ver sus condiciones. La primera, el desparpajo que demostró a sus 17 años recién cumplidos. De madre franco camerunesa se inició en los prebenjamines del Real Madrid y llegó al Getafe hace dos temporadas. Deslumbró en el cadete y hoy trabaja a las órdenes de Bordalás, aunque dice con humildad que su equipo es el juvenil A. Sus 1,93 imponen con su velocidad y potencia. Jugador técnico que empezó como medio centro, pero ha ido adelantando su posición. La ideal parece la de interior o extremo por su verticalidad. El Coliseum debe disfrutar muchos años de su calidad.

Mamor, el Haaland de origen senegalés.

Otro portento físico en el primer juvenil dirigido por Mariblanca. Debutó en Córdoba con los mayores a los 18 años. Delantero de referencia por su corpulencia. Va muy bien de cabeza y es zurdo y rapidísimo, lo que le asemeja al noruego Haaland en su juego. Goleador natural y capacitado para ser referente. De padres senegaleses, fue fichado desde el Alcorcón y es uno de los futbolistas en los que el club tiene depositadas más esperanzas de futuro.

David Alba, el central perfecto

Rápido en el corte y con claridad y técnica para sacar el balón jugado. Alba es el capitán del equipo filial (21 años). Debutó hace tres temporadas con Bordalás siendo aún juvenil, pero las lesiones le cortaron la progresión el año siguiente, cuando ya iba a estar con los mayores de forma habitual. Toledano de base muy futbolera que pasó por el Atlético de Madrid y es un apasionado del deporte al que dedica la mayor parte de su tiempo. Puede jugar en los dos perfiles del centro de la zaga y en el club esperan con paciencia su oportunidad y si eclosión en la elite.

Moha Keita, de la ilusión a la nada

Es el caso más sorprendente del filial. Deslumbró al ser uno de los mejores del primer equipo en la pretemporada. Senegalés muy menudo de 21 años, llegó este verano desde el Andorra y su velocidad y desborde encandilaron desde el primer día. Con capacidad para golear partiendo desde la banda es un extremo puro. Bordalás se encargó de avisar de su juventud e inexperiencia cuando todo el mundo le esperaba como habitual en sus convocatorias y desde entonces juega con el filial y ha ido de más a menos. Si recupera la fuerza de sus primeros meses de azulón cabe esperar un futuro con muchas tardes de alegría en el Coliseum.

Iglesias, Miranda, Sabit, Nolan… un filial prometedor

En el segundo equipo hay más futbolistas que han debutado con el primer equipo o que han estado a las órdenes de Bordalás en muchos entrenamientos. Iglesias (22) es un lateral sobrio que jugó y bien en el Wanda ante el Atlético. Sabit (21) un medio centro ghanés de corte defensivo cedido por el Extremadura con opción de compra por si explota este curso. Josete Miranda (22) un internacional por Guinea Ecuatorial que recuerda a Cristiano Ronaldo por su impresionante disparo. Nolan (21) un irlandés con cara de niño y dotes de central con jerarquía que en su día llamó la atención del Inter de Milán. Amores, Relucio, Llopis… Hay muchos nombres que pueden empezar a sonar dentro de muy poco.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Patrick, un juvenil en Primera y un filial con talento
Patrick, un juvenil en Primera y un filial con talento