El Leganés juega mañana contra el Huesca un partido vital en ambas direcciones. Lo es para los madrileños. Lo es para los oscenses. Dramatismo que Mauricio Pellegrino resta a un duelo que califica de “importante”, pero “igual que el resto” porque “ganemos o empatemos mañana, lo que venga después será difícil”, afirma el entrenador pepinero. Un después en el que él se implica. Es habitual escucharlo hablar en primera persona de un futuro que va más allá del 30 de junio. 

¿Significa eso que le gustaría renovar? El Flaco admite que sí, que le gustaría seguir. “Aquí me siento a gusto, no hay duda. Pero nuestra vida de entrenador cambia sustancialmente rápido y por eso no voy a aseverar nada hasta el final”, reflexionó después de desvelar públicamente que el Leganés busca en el mercado actual portero y lateral izquierdo. 

Del primer puesto afirmó que les gustaría hallar uno para más allá que lo que resta de curso. Del segundo deslizó que Kravets (Lugo) es serio candidato a ocupar un puesto que, seguramente, deje Raúl García. El argentino confirmó que mañana jugará Cuéllar. No estarán Szymanowski, Santos, Rolan, Ezequiel y Gumbau. 

¿Qué bajas hay para el partido contra el Huesca?

A Santos y Szymanowski, hay que sumar a Ezequiel, que está entrenando, pero está en el inicio. Tampoco estará Gumbau, suspendido. Rolan no ha entrenado esta semana. Intentó sólo un día, pero no pudo. Tampoco jugará.

¿Ha visto el penalti de Gumbau repetido?

Es algo que ya es pasado. Lo comenté. Difícilmente cambiaremos nada de lo pasado. Quiero centrar las energías en lo que tenemos por delante. 

¿Pero le pareció penalti?

No voy a hacer comentarios. Ya lo hice. Volver a hablar sobre lo mismo… disculpa pero no voy a hacer ningún comentario. 

¿Qué parece el Huesca? ¿Qué le preocupa para mañana?

Es un rival peligroso. Plantean los partidos a ida y vuelta. A todo o nada. En la mayoría de los partidos ha estado ahí creando situaciones. Mi foco está puesto en lo que hagamos nosotros ante esa dificultad. Es verdad que jugamos en casa y que hemos jugado el miércoles a la noche. Pero hemos reservado a gente que estaba fresca. No tenemos ninguna excusa para no competir bien. 

¿Es una final?

Para nosotros es importante porque hace varios partidos que no podemos ganar. En los últimos partidos en casa, contra Getafe y Sevilla, tuvimos buenos rendimientos. Hemos merecido más de un punto. Queremos sumar de a tres. Es mi desafío. Ahora, si ganamos, vamos a tener que hacer después mucho. Si empatamos, también. No pienso mucho más allá de un partido muy importante como lo es todo. 

En este segundo cuarto de temporada, ¿qué valoración hace del equipo?

En este segundo cuarto, en los últimos nueve partidos, hemos estado muy bien. Hemos mejorado mucho en los últimos 10 partidos. Hemos hecho diez puntos en ocho encuentros, frente a los nueve de los diez primeros. Pero más allá de los resultados, son las sensaciones. Tenemos más convencimiento, solidez, llegada… estamos buscando ese punto de equilibrio en el que nos faltan materializar ocasiones. Aunque no siempre se puede jugar bien ante equipos que te están dominando, como pasó el otro día, que con poquito, nos hicieron peligro. Estoy satisfecho con la evolución del equipo. Queda un margen de mejora. La de mañana es una prueba linda para seguir ese impulso. 

¿Jugará Braithwaite de titular?

En el Bernabéu hizo un buen partido. No es fácil jugar en el Bernbéu el primer partido. No conocer apenas a los compañeros… Siempre ha estado en buen sitio. Tenemos ilusión en él, que nos pueda ayudar en el frente de ataque. Pero yo tengo varios jugadores que no van ni convocados y necesitan jugar. Tengo muchos jugadores que, por suerte, están fuera pero son válidos. Casi siempre los que juegan son menos noticia que los que están fuera. Es parte de nuestro trabajo, de los trabajos de equipo. Tenemos delanteros de nivel para competir bien. Eso es una tranquilidad. 

¿Jugará Cuéllar o descansará?

En principio sí, jugará Cuéllar. Si hay un puesto que, por esfuerzo, puede repetir más es el de portero. Andriy no tuvo la suerte de jugar en Copa contra otro equipo que no fuera el Madrid y poder darle titularidades, como teníamos programado. Es parte de nuestro día a día. Con la ida de Jon queremos reforzar el puesto. Por ahí este mes, con la situación de Lunin, es más difícil, pero es normal. A veces no todo el mundo puede tener tres porteros de nivel como teníamos nosotros. Ahora tenemos que afrontar la situación así. 

¿Se busca un portero también para la temporada que viene o es más un parche temporal?

Eso, que sea a largo plazo, es lo ideal y es lo que planteamos con la secretaría técnica, tratar de buscar un jugador que tenga un perfil con futuro para ser segundo o primer portero en el día de mañana. Pero en el mercado de invierno no es sencillo. Estamos trabajando en ello y ojalá se pueda dar. Pero hay otras posibilidades que nos pueden ayudar este semestre hasta el mercado de verano. 

¿Le podemos prometer al aficionado que habrá mucho movimiento en invierno?

Prometer no puedo prometer mucho porque el mercado no es solo lo queremos, es una mesa de negociación donde hay varias partes que se tienen que poner de acuerdo. Buscamos un lateral izquierdo y un portero, son las dos situaciones que más estamos trabajando. 

El club quiere a Kravets, ¿lo puede confirmar?

Lo hemos seguido como tenemos otros. Cuando hay una búsqueda de jugadores el abanico es amplio. Creemos que él está dentro de esas posibilidades, es lo único que puedo decir. No manejo las negociaciones y no sé cómo están las partes en el tira y afloja. Como entrenador lo que pretendo es que este lo más rápido posible el jugador, sea él u otro. 

Y las renovaciones de Cuéllar y Bustinza, ¿cómo están?

Sé que han estado negociando con ambos jugadores y se les ha pasado una oferta de renovación. El club está en ello, pero no sé cómo lo llevan con sus agentes. Ojalá pueda ser positivo. 

Quizá mañana se necesita a la afición más que nunca…

Ojalá que podamos darle a la grada ese estímulo que necesita, inyectarle que el equipo quiere ganar el partido, que está fuerte y competimos con mucha energía. Vamos a intentar demostrarlo desde el minuto uno. Somos nosotros los que tenemos que darle a la gente y después la gente nos va a acompañar. En casa siempre nos han acompañado, en momentos difíciles. Son tres puntos importantes para nosotros pero es el equipo el que tiene que darle esas señas a la gente para que esta se enganche. 

¿El mercado invernal está afectando al grupo? Usted dijo que desestabiliza siempre un poco pensar en el futuro cuando no lo tienes garantizado…

Mentalmente para todas las personas que somos empleados, cuando uno tiene un contrato que dice que trabajarás un mes o dos más la cabeza empieza a proyectar más allá del día a día. Nos pasa a todos y es algo que tenemos que aprender a sobrellevar. Entiendo a los jugadores cuando están en ese momento de incertidumbre y trato de hablar con ellos, de ser claro y de explicarles un poco la situación de las necesidades del equipo. Todo el mundo quiere jugar y estar, pero creo que ellos se dan cuenta en seguida de lo que necesita el equipo y ellos a nivel individual. Siempre hay una parte que es de uno mismo, pero después está el todo, que es lo que nosotros tenemos que defender. Y está la comunicación, que queremos que sea lo más certera posible para ayudar a todo el mundo. 

El Lega tiene mucha gente de banda, pero el Leganés juega sin banda. ¿Está abierto a cambiar el sistema?

En mi corta carrera como entrenador siempre me ha gustado jugar 4-2-3-1, 4-3-3 o 4-4-2, con cuatro defensas. Siempre creo que la construcción del equipo es un punto medio entre el deseo del entrenador y lo que uno tiene. Hay equipos donde uno puede diagramar en un cuaderno lo que quiere, pero no es nuestro caso. Hay que adaptarse a las posibilidades porque necesitamos rendimiento inmediato. Creo que el equipo se está sintiendo bastante bien. Hay gente, sobre todo los extremos, a los que se nos hace complejo poder introducirlos a no ser que juguemos con tres delanteros. Yo siempre estoy abierto a cambiar y es una posibilidad, no veo por qué no. 

Habla mirando al futuro como si fuera a continuar, ¿le gustaría?

A cualquier entrenador le gustaría trabajar en Primera, yo lo veo así. Me siento muy a gusto, no hay lugar a dudas. Pero nuestra vida de entrenador cambia sustancialmente rápido y por eso no voy a aseverar nada hasta el final. 

En noviembre el dueño del club, Felipe Moreno, ya le ofreció seguir…

Cuando uno llama a jugadores para que vengan, se habló en esa reunión de extender el contrato para tratar de que cuando uno trae un jugador a veces viene de la mano del entrenador y al tener un contrato más alto le da más ilusión venir. Y mostrando un apoyo a la confianza en el cuerpo técnico. Agradezco el gesto del dueño del club.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Pellegrino: “¿Renovar? Me siento a gusto aquí, no hay duda”
Pellegrino: “¿Renovar? Me siento a gusto aquí, no hay duda”